domingo, 28 de diciembre de 2008

La escultura de Manolo Valdés llega a Marineda



Desde el 18 de diciembre y hasta el 18 de enero los coruñeses y aquellos que se acerquen hasta Marineda podrán disfrutar de la exposición al aire libre de las bellísimas esculturas de Manolo Valdés.




La exposición, que lleva el nombre de Arte en la calle está patrocinada por la Obra Social La Caixa y se ubica en la céntrica y emblemática Plaza de María Pita. Con este tipo de iniciativas la entidad pretende acercar el arte a la gente y mostrar como el arte puede dinamizar, modificar y humanizar el espacio urbano. En el caso de las esculturas de Manolo Valdés esta humanización es doble por tratarse de obras dedicadas al ser humano y, la mayoría, centradas en la figura de la mujer. Sus trabajos son todas esculturas de gran formato donde experimenta con el bronce y el hierro, experimenta con las texturas y realiza juegos de contraste entre el lleno y el vacío, lo macizo y lo aéreo. Las obras exhibidas recogen las influencias del artista valenciano: la Dama de Elche, las Meninas, o la Musa Dormida son reinterpretadas por Valdés, que juega con los materiales en los bustos femeninos dominados por sus espectaculares y aéreos tocados, como los de la serie Irene.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Paco Leiro X 2




Desde hoy (11 de diciembre) el escultor gallego Paco Leiro está por duplicado en Santiago de Compostela: la sede de la Fundación Caixa Galicia y la Galería SCQ comparten temática y artista durante las fiestas navideñas.

Mientras la exposición de la Galería SCQ tendrá lugar entre el 11 de diciembre de 2008 y el 16 de enero de 2009 mientras que la instalación de la Fundación Caixa Galicia tiene una vocación permanente. Fue inaugurada el 7 de octubre de 2008 y está compuesta por algunas de las piezas de este artista que han sido adquiridas por la Fundación: el monumental grupo de 5 Recolectoras (de fuel), creado tras la catástrofe del Prestige, y otras cuatro figuras componen la instalación que permite un recorrido por la trayectoria artística de Leiro, si bien haciendo hincapié en su vertiente "más humana" y dejando de lado su producción de seres híbridos o monstruosos (las obras Muda o Cacho o Sileno trasportado por tres sátiros, también propiedad de la Fundación, se han quedado fuera).

Por su parte la Galería SCQ presenta hoy una generosa amalgama de obras seleccionadas por el escultor entre las que destacan la serie Don Quixote, que se acompaña por un grupo de Acólitos. Entre las piezas más monumentales se encuentran Londres 2012, en la que Leiro desmitifica el deporte, y Amarela na eira y una composición formada por cuatro cabezas decapitadas titulada Benito Soto y sus compañeros.
Esta exposición demuestra que Leiro sigue conservando su vocación humanista, reiterando su interés por el hombre en todas sus facetas: la fantástica, la sobredimensionada, la excéntrica, la paranoide, la matérica, la poética... pues sus obras raras veces se detienen en el ser. También que sigue siendo fiel a su escultura y a su material fetiche: la madera. Una madera que, incluso policromada, muestra tal cual es dejando ver sus vetas, sus imperfecciones y también sus cualidades. La madera queda en ocasiones arañada, detenida en el proceso, en otras la madera, todavía verde, continúa su proceso más allá de la última intervención del artista, o puede ser rematada con celo. La vida de este artista, que se reparte entre Madrid, Nueva York y su Cambados natal queda también reflejada en su obra que por momentos es universal y por momentos profundamente gallega; como gallego es el espíritu que mueve a este artista, no solo (o no tanto) en sus temas como en el fino humor, la ironía y el cariño con que los aborda.
Las exposiciones de Santiago son una oportunidad para recrearse y reflexionar sobre la propuestas de este artista.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Artistas navideños

(Imagen tomada de ADN)


Uno de los tópicos de la Navidad es que todo el mundo debe ser más bueno con su prójimo, estar encantado con las fiestas y las luces y, sobre todo, ser feliz. Odiar la Navidad o pasarlo mal durante las fiestas es algo que todavía no acaba de estar bien visto (Coca-Cola y Frak Capra con su Que bello es vivir tienen bastate culpa de ello).

Hoy, sin embargo, quiero hacer un pequeño homenaje a dos personajes que han aparecido en las céntricas calles de Coruña para arrancarnos una sonrisa (entre tierna y socarrona) a los viandantes. Se trata de dos hombres, ya entrados en años, armados uno con una guitarra española y su partener con gorro de lana y unas castañuelas típicas de la música tradicional gallega. Lo rocambolesco del asunto es que no actúan en directo sino que "su arte" sale de un amplificador: el hombre de la guitarra sentado, inmutable, parece parte del atrezzo mientras el segundo en pie, saleroso, arranca a las castañuelas (taca-taca-taca-taca) las única música en directo. Podría concedérseles el beneficio de la duda (la música es un acompañamiento, la voz enlatada es la del interfecto) pero es imposible. Por el altavoz: arte torero mediante (chinda-chinda-chinda) quien canta los villancicos no es otro que Manolo Escobar. Nuestros artistas callejeros no entienden de disimulo, su play-back es tan franco, tan evidente, que el resultado ante tal esperpento no es sino la hilaridad. Y con estos ingredientes los nerviosos transeúntes, agobiados por el gentío o por el regalo que no acaba de aparecer no pueden sino esbozar una divertida y franca sonrisa; más que sufiente para que nuestros amigos se ganen el aguinaldo.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Vari Caramés. Fotógrafo

(c) Vari Caramés. El avión. Fundación Caixa Galicia


El 12 de diciembre se clausura la exposición NA CATEDRAL. Vari Caramés, ubicada en la sede coruñesa del Colegio de Arquitectos (c/ Federico Tapia 64) y es una cita a la que no se debe faltar.


Dejarse cautivar por las imágenes de Caramés debería estar entre los ejercicios sanos y recomendables, por eso desde Ventanas de Marineda os invitamos a acudir a ver la muestra de uno de los fotógrafos más destacados del panorama gallego. Tanto en color como en blanco y negro (en mi profana opinión, el B/N es donde da lo mejor de sí) las obras de Caramés están llenas de poesía, silencio y contenido, procedentes de un objetivo que capta la realidad con una mirada extraña que eleva lo cotidiano al grado de lo excepcional y único. La mirada se desenfoca y adopta puntos de vista insólitos para llevar el ojo más allá. Quitud en movimiento y movimiento conjelado, tras cada imagen de Caramés hay una pregunta... y múltiples respuestas. Sus imágenes se vuelven matéricas, brumosas, acuosas. Sus fotografías no sólo capturan el entorno sino que le aportan algo más, una nueva dimensión, un nuevo significado. Desenfoques, angulaciones inesperadas, elementos mínimos, texturas...


En la página de Vari Caramés podeis deleitaros con sus fotografías y conocer mejor su trayectoria artística.

viernes, 28 de noviembre de 2008

La Plaza de las Platerías de Santiago

Las ciudades medievales y, en herencia, las ciudades modernas, se organizaban entorno a los núcleos espaciales generados por las plazas, espacios públicos y privados que aglutinaban la vida de los ciudadanos y articulaban el caserío de la urbe. Una de las principales plazas de Santiago de Compostela es la Plaza de las Platerías, situada ante la puerta meridional de la Catedral. Su microtopónimo le corresponde por ser este el espacio reservado al comercio de la plata, aunque en ella también se disponían toda suerte de tenderetes en los cuales los peregrinos podían comprar pequeños objetos de simbología jacobea como recuerdo de su viaje a Compostela. Hoy en dia todavía se ubican en ella varias joyerías (evolución del negocio primitivo), dispuestas en las cuevas de la fachada del Tesoro y en los pequeños bajos comerciales que se habilitaron en otros inmuebles de la plaza, como la Casa del Cabildo. La ubicación de los plateros era la opuesta a la de los azabacheros que desde antiguo se dispusieron en los aledaños de la entrada norte del templo: la conocida como Plaza del Paradiso o Paraíso.


No obstante, y aunque posiblemente era ya lugar de comercio y reunión, no fue esta la primera función de la plaza. En el siglo XI, momento en el cual se realizó su famosa portada románica (1103), éste era el lugar donde se administraba justicia, por hallarse ante la vivienda del obispo, principal autoridad de la ciudad. El palacio ocupó este espacio hasta la revuelta ciudadana de 1117, en la que fue pasto de las llamas, provocadas por las iras populares. Tras este episodio, Diego Gelmírez, a la sazón obispo compostelano, decidió trasladar su residencia a un área alejada del caserío, disponiendo el que, desde 1120, sería palacio arzobispal en el ángulo noroccidental del complejo. Este alejamiento del área habitacional era una medida preventiva ante posibles nuevos asaltos. Desaparecida la residencia episcopal, el lado meridional de la catedral fue el escogido para levantar en él el claustro catedralicio: primero la construcción románica y luego el gran claustro renacentista. Hacia 1540 Rodrigo Gil de Hontañón diseñó el cierre oriental del claustro en el cual se disponía el Tesoro. La conocida como "fachada del Tesoro" es un ejemplo indiscutible del arte de este arquitecto, con una articulación semejante a la del salmantino Palacio de Monterrey: con logia, torre angular, pisos separados por plásticas líneas de imposta y una muy renacentista decoración alegórica de medallones. A este esquema se le añadieron en la planta baja seis "cuevas" para acoger los negocios de los plateros.




A pesar de su vocación urbana, el espacio de las Platerías no era público sino que pertenecía al Cabildo compostelano que, en 1705, decidió llevar a cabo un profunda remoción. El diseño se encargó al Maestro de Obras de la Catedral: Domingo de Andrade, que ideó una plaza a dos alturas unidas por una escalera-balconada y adornada con una monumental fuente que, además de cumplir con su función ornamental servía para abastecer a la población de agua potable, aprovechando uno de los muchos acuíferos subterráneos que surcan la ciudad. El encargado de dirigir las obras fue un joven Simón Rodríguez. La escalinata se interrumpió en el lado del Tesoro para dejar una suerte de corredor que permite la entrada a las cuevas de los plateros, y se creó una pequeña escalera auxiliar pegada al cierre de la Catedral. Esta bajada llama hoy la atención por la vistosa concha que Simón Rodríguez diseñó para sustentar la escalera que comunica las dependencias del Tesoro con el brazo sur del templo jacobeo, inspirándose en las que Andrade había diseñado para la Capilla del Pilar.




En 1710, una vez terminadas las obras de la escalera el cabildo levantó la "Casona de las Platerías" que cerraba en su lado oriental, haciendo esquina con la Calle de la Conga. Otra vez fue Andrade el encargado de dar las trazas para este inmueble, que desapareció en 1936, cuando se demolió la manzana para acondicionar el solar que ocuparía el Banco de España que, en breve, será sede del Museo de las Peregrinaciones y de la Ciudad.



En el lado opuesto a la catedral, con su fachada orientada al norte, se levanta la vistosa Casa del Cabildo, diseñada por Clemente Fernández Sarela y construída entre 1754 y 1759, como reza su inscripción <<Pro commoditate ac ornato urbis>>. Este edificio, más ornamental que funcional pues la estrechez de su solar lo convierte en un inmueble realmente incómodo de habitar, es una de las obras civiles más importantes de la ciudad así como uno de los mejores ejemplos del arte de los Sarela. A su vocación ornamental se une su proyección como imagen del poder del Cabildo, cuyo patrocinio se evidencia en los elementos de simbología jacobea y capitular como el arca con la estrella, las cruces de Santiago o las conchas cruzadas por bordones.



(Imagen tomada de Picasa Google)

En 1829 la fuente diseñada por Andrade, que era conocida como "Fuente de la Estrella" por la estrella de metal dorado sobre pie de jaspe que coronaba la composición, fue sustituída por la famosa "Fuente de los Caballos". De la fuente primitiva sólo conservamos el pilón circular mientras que la estrella que hoy la remata es un recuerdo que la primitiva que tanto había llamado la atención a la ciudadanía. Los cuatro caballos que han dado nombre a la fuente sirven de base a una figura femenina que descansa sobre un arca y levanta la citada estrella, en lo que se han interpretado como una alegoría de la ciudad.


Como ya señalamos, la intervención más radical y reciente sufrida por la plaza fue la erección del edificio del Banco de España, en 1936, que acabó por modificar este espacio urbano, confiriéndole el aspecto que luce hoy en día.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Theban Mapping Project


Tras estas semanas de ausencia he decidido volver con el que, creo, es un gran regalo, no sólo para los amantes de la egiptología, sino para cualquier curioso.


Os presento el Theban Mapping Project. Un proyecto de investigación cuyos resultados han sido magníficamente colgados en web. En él encontrareis todo lo que querais saber sobre el Valle de los Reyes, con reconstrucciones, fotografías, textos críticos, explicaciones sencillas, planos, glosario de términos, bibliografía... TODO!


Un página de divulgación de calidad en la que perderse y disfrutar.


domingo, 9 de noviembre de 2008

Neorrealismo. La nueva imagen en Italia 1932-1960

(C) Alfredo Camisa

Quien más quien menos conoce o está familiarizado con la corriente cinematográfica del Neorrealismo Italiano, principal renovadora del cine europeo de postguerra y precursora de la Nouvelle Vague francesa, la otra corriente que marcaría el curso del séptimo arte en Europa.


Menos conocida es, al menos en España, la corriente fotográfica que surgió casi paralelamente a la cinematrográfica (parece que la fotografía, más económica, libre e independiente del control político fue la verdadera pionera) y que también se encargó de retratar con sinceridad, sin adornos pero con un profundo respeto y cariño, la dura vida de los italianos en la década de los cuarenta.


Desde el 3 de octubre y hasta el 5 de enero de 2008, aquellos que se acerquen a la sede ferrolana de la Fundación Caixa Galicia tendrán la ocasión de disfrutar con la muestra "Neorrealismo. La nueva imagen en Italia. 1932- 1960". La exposición se completa con un ciclo cinematrográfico en el cual se podrán ver algunas de las obras maestras del Neorrealismo: El limpiabotas, Camarada, La tierra tiembla, Stromboli, Umberto D y Los inútiles, forman el cartel de un ciclo que lleva meses rotando por las salas que la Fundación tiene por todo el territorio gallego.


"Neorrealismo. La nueva imagen en Italia..." forma parte de la participación de la Fundación Caixa Galicia en PhotoGalicia08.

sábado, 8 de noviembre de 2008

Un momento de gloria


Un momento de gloria (o al menos de rapidez, humor y cierta ironía) tuvieron las tres personas (posiblemente tres amigos) que decidieron inmortalizarse dejando su huella, no en el Paseo de la Fama, sino en un registro de la Rua Nova de Santiago de Compostela. Con ingenio, aprovecharon el cemento fresco para hacer de un día cualquiera un momento para recordar, dejando grabada la impronta de su mano derecha para todos aquellos que caminan mirando al suelo. El otro día pasé por allí y, ¡oh casualidad! llevaba conmigo la cámara de fotos, así que decidí rendirles este pequeño homenaje: ¡a la amistad anónima!

viernes, 7 de noviembre de 2008

Trabajos de riesgo


En 2010 toca Jubileo, el último antes del conocido como "ciclo largo" que supone una sequía jubilar de 11 años (muchos para una ciudad que, como Santiago, nace y crece como sede de la tumba de Santiago el mayor). Sin embargo, el cómo superar el "ciclo largo" es algo que queda a la astucia y audacia de nuestros políticos. Hasta entonces, el primer reto es el 2010 y para él están ya poniendo guapa la Catedral. La intervención más esperada es la restauración del Pórtico de la Gloria, que implica el cierre del monumento por una larga temporada. Un cierre que se subsana con la posibilidad de visitarlo subiendo a los andamios de los restauradores, lo cual permite ver cara a cara sus principales figuras.
De momento las visitas son libres pero, en breve, se pondrán en marcha visitas guiadas que permitirán, además de una visión privilegiada del conjunto, volver a casa siendo un poquito más sabios. La remoción del Pórtico se acompaña de un cambio de función de la Cripta, lugar de inicio de las visitas y que, parece ser, pasará a ser tienda de recuerdos (no veo yo muy claro esta nueva función pero bueno...). Además, se restaurarán las pinturas que adornan la bóveda de la Capilla Mayor (sí, aunque ni se ven allí hay pinturas murales).

En cuanto al exterior, han decidido comenzar por adecentar la Torre del Reloj y ya tienen allí trabajando a un operario. En la foto está agazapado (cuan gorila en la niebla) pero prometo que está allí arriba, cerca de la bola del último pináculo. Lleva arnés y un mono rojo. Durante el tiempo que dure su trabajo disfrutará de la mejor vista de la ciudad. ¡Y la tiene bien merecida!

Vivamos como Galegos. El comienzo

Ya que a Matri le ha gustado el anuncio del post anterior voy a colgar el primer anuncio que se hizo bajo el lema: "Vivamos como galegos", para mí el mejor de ambos. En Galicia ya lo conocemos todos porque fue un "hit", pero parece que por España adelante no tuvo predicamento. Para los unos y los otros:

sábado, 1 de noviembre de 2008

Nacionalismo publicista


Ya han sacado a la luz el nuevo anuncio de la cadena gallega de supermercados Gadis, tercero (si no he contado mal) de la serie "Vivamos como galegos". El primero tenía su gracia, recuperando los tópicos de la tierra y con un final imitando la arenga de Brave Heart. El segundo era más de lo mismo y este último es un perfecto absurdo.

Si en los anteriores había un cierto tufo que pasaba del regionalismo en dirección al nacionalismo en este último ya no hay ninguna duda de los tintes nacionalistas (ranciotes, por cierto) del asunto. ¿En qué se perciben? Fundamentalmente en la "llorada" del principio que viene siendo un: cuando llegué a Nueva York flipé por colores y pensé que todo lo mío (lo gallego) era una mierda... hasta que me mandaron esto (vídeo del primer anuncio de la citada cadena de supermercados). Entonces el protagonista se vuelve loco y crea una "revolución" gallega en la Gran Manzana. Esta parte es, para mí gusto, la divertida por lo pintoresco y absurdo de la situación. La primera parte, sin embargo, es un insulto a la inteligencia del personal, como casi todas las iniciativas que se toman desde el nacionalismo gallego. Un nacionalismo que es incapaz de quitarse el lastre del complejo de inferioridad que pretenden atribuirnos a todos los que somos o nos sentimos gallegos. Lo siento señores nacionalistas y señores publicistas de Gadis, muchos gallegos no somos esa subespecie garrula, llorona y estúpida incapaz de apreciar los ajeno sin menospreciar lo propio. El día que alcancen entender este tipo de posicionamientos tal vez tengamos un nacionalismo, o como se le quiera llamar, digno de ser tenido en consideración. Hasta entonces: ¡vivamos como galegos!

martes, 28 de octubre de 2008

La agria polémica con Montero Ríos


En los primeros años del siglo XX la ciudad de Santiago erigió una estatua a uno de sus hijos más ilustres: Eugenio Montero Ríos que había sido Catedrático de Derecho Canónico y que en 1905 había sido nombrado presidente del gobierno, cargo que ostentó durante unos meses hasta su dimisión el 1 de diciembre de ese mismo año.

La estatua, de bronce, obra del escultor Mariano Benlliure se ubicó en un lugar preeminente de la ciudad: el centro mismo de la plaza del Obradoiro.
Allí se mantuvo hasta que en 1928 fue trasladada a la plaza de Mazarelos, donde hoy sigue, viendo pasar a los estudiantes de Filosofía.



Parte de la culpa del cambio de ubicación se debió al malestar de un sector de la sociedad compostelana, poco contenta con la excesiva relevancia dada al personaje. Uno de estos ciudadanos descontestos fue el polifacético Alfonso Rodríguez Castelao, quien dedicó al monumento más de uno de sus dibujos satíricos.

(Fundación Caixa Galicia)

El creador del Partido Galleguista y principal impulsor del Estatuto de Autonomía de 1936 rechazaba la presencia de Montero Ríos en lugar tan preeminente no tanto por sus ideas políticas como por haberse convertido en el principal representante del caciquismo político gallego, uno de los sectores más denostados por Castelao.

(Fundación de Caixa Galicia)

Desterrado de la "presidencia" de la plaza del Obradoiro, Montero Ríos sigue en su segunda ubicación, más modesta pero, dada su pervivencia, más adecuada.

jueves, 23 de octubre de 2008

Maldito duende... rom-po-pom-pom


Parece ser que llega una edad en la que el ser humano decide pasar de todo (y cuando digo todo me refiero a TODO) y ponerse el mundo por montera.

Esta actitud es especialmente evidente en aquellas personas que tienen una notoria vida pública y que, de vez en cuando, se descuelgan con una actitud tan impropia de ellos como desconcertante. El último en subirse al carro es alguien que, en realidad, lleva en él bastante tiempo y todavía no se ha decidido a bajar; me refiero al incombustible, enteléquico, espasmódico y navideño Raphael.

Ante una nueva efemérides musical (creo que 40 años en la música -yo ya he perdido la cuenta) Raphael ha decidido, una vez más, reinventarse a sí mismo sin perder un ápice de su esencia musical. Para ello, ha contado con algunos amigos, como Joaquín Sabina (ese ser tan afín a él), y versionear algunos clásicos de la música española. Yo he tenido la ocasión de escuchar (estupor seguido de escalofrío) su versión de Maldito duende, de Héroes del Silencio. El resultado es inefable: Raphael haciendo gala de chorro de voz y entonando cuan Enrique Bumbury He oído que la noche... uo uo uo ooooo, en un particular intento de imitación del zaragozano.

Los tertulianos del programa radiofónico en cuestión enmudecieron ante tamaña muestra de pastice musical y cuando el locutor les decía: "no es Bumbury, ¿sabéis quién es?" Ellos solamente respondían, casi sollozantes:"sí...mmmm... nos hemos dado cuenta".

Tal demostración no es sino síntoma de que Raphael no es el único que se ha puesto el mundo por montera y ha decidido que qué más dan ciento que cincuenta y que la vida está para disfrutarla y no tomársela como algo verdaderamente trascendente. Así que, entre meditación, filosofía oriental y gira promocional del nuevo disco, Bumbury decidió que lo que quería era reírse un rato y hacer feliz, en este caso, a su amigo Raphael. Pues nada Rapha, suerte con el nuevo disco!!

martes, 21 de octubre de 2008

Diseño holandés: en la calle como en casa


El pasado viernes 17 (especialmente intenso en Marineda por coincidir con la apertura del nuevo centro comercial Dolce Vita y la huelga del comercio) se inauguró en la sede de la Fundación Pedro Barrié de la Maza la exposición Diseño holandés: en la calle como en casa. Binnen / Buiten.

Esta muestra, que estará abierta hasta el 15 de enero de 2009, es un nuevo eslabón en una de las líneas expositivas manejada por la Fundación Barrié: la de las corrientes de diseño moderno. A Verner Panton, Marcel Breuer. Diseño y Arquitectura o Más allá del mito, se suma esta exposición que acerca al público coruñés (en primer instancia) las creaciones más modernas de la citada escuela holandesa de diseño, articuladas en siete áreas: Descansa, Juega, Come, Ilumina, Interactúa, Protege y Trabaja. En ellas los visitantes podrán encontrar desde sofás hasta toboganes, vajillas, lámparas, videojuegos o paraguas, firmados por artistas como Marcel Wanders, Tjep, Richard Hutten, Ineke Hans o Lotte van Laatum entre otros.

Desde que el Arts and Crafts se propuso acercar las artes decorativas a un público masivo (cosa que no se consiguió en un primer momento), y con un pico de esplendor gracias a la Bauhaus, el diseño ha conseguido colarse en la vida de los ciudadanos de países acomodados. En ocasiones como bien de lujo, en ocasiones como producto de masas, ya nadie renuncia a incluir en su casa objetos de diseño como el Tulipa Vazen que preside esta entrada y que se puede ver en la muestra.

martes, 14 de octubre de 2008

Fritz Lang en Marineda

Desde el 19 de septiembre y hasta el 16 de noviembre se puede ver en la sede de la Fundación Luis Seoane en La Coruña la exposición La escultura en Fritz Lang.
Como el propio título indica, la muestra pretende resaltar el importante papel que la escultura tuvo en la obra del cineasta, centrándose en la primera etapa alemana y analizando desde los decorados y personajes de sus films hasta el manejo de los efectos especiales. Entre las piezas que se exponen destacan las procedentes de su obra maestra Metrópolis como la cabeza de Moloch, la reproducción de la Mensch-Machine y modelos en yeso de los Siete Pecados Capitales y la Muerte, prestados por la Deutsche Kinemathek.
Otras piezas destacadas son cuatro esculturas realizadas por Lang durante su etapa de estudiante de Artes Plásticas cedidas por la Slovenska Kinoteka, hasta el momento inéditas en nuestro país. Por su parte la Cinématheque Française ha cedido una serie de fotografías de gran formato correspondientes a sus rodajes y promocionales, así como dibujos originales con personajes y efectos especiales realizados por colaboradores como Walter Schulze-Mittendorf u Otto Hunte.

lunes, 13 de octubre de 2008

Reivindicando a Fernández Flórez


Anoche tuve ocasión de volver a ver, después de muchos años, El bosque animado (1987), fantástica adaptación que José Luis Garci y Rafael Azcona (¡quien si no!) hicieron de la novela homónima de Wenceslao Fernández Flórez.

Ante el irónico y entrañable retrato de la sociedad gallega de esta obra no pude sino acordarme con cierta nostalgia de los relatos breves que leí del autor coruñés en mis años del Bachillerato. Recuerdo con especial cariño uno en el cual narraba cómo un hombre para demostrarle a su amigo cuán larga era la berja del Retiro de Madrid entre puerta y puerta se dedicaba a increpar a un paseante que se encontraba "encerrado" en el citado parque sin que éste consiguiera salir del mismo para vengar la ofensa.


Wenceslao Fernández Flórez (La Coruña 1885 - Madrid 1964) se inició a los 15 años en mundo del periodismo, trabajando tanto en Galicia (El Heraldo de Galicia, Diario de La Coruña y Tierra Gallega) como en Madrid (El Imparcial, ABC y, colaboraciones con El Liberal y Tribuna). Su conservadurismo le ganó las simpatías del Régimen, que perdonó sus duras críticas nacidas de su pensamiento liberal y de su conciencia de no pertenecer a ningún partido político, del mismo modo que favoreció que hoy se halle en el ostracismo (castigado, por la izquierda) a pesar de haber sido Premio Nacional de Literatura en el año 1926. Tras el estallido de la Guerra Civil se refugió en la embajada holandesa y, en 1937 abandonó el país para instalarse en Holanda hasta el fin de la contienda. El país neerlandés le ofreció refugio en agradecimiento a las admiradas descripciones que le dedicó en su libro de viajes La conquista del horizonte. En 1945 ingresó en la Real Academia Española y en 1959 recibió la Cruz de Alfonso X el Sabio.


A nivel literario su obra es de una profunda raigambre gallega. En ella destaca su fina ironía y el lirismo de sus descripciones paisajísticas, no exento de un cierto simbolismo. A su obra le han atribuído influencias de Gabrielle d´Anunzio, Valle-Inclán y Eça de Queiroz, al que tradujo al castellano.


Su legado sigue vivo gracias a la Fundación Wenceslao Fernández Flórez (FWFF) con sede en la casa de San Salvador Cecebre donde el escritor y periodista pasaba sus veranos y escribía de aquellos tiempos "...en que una gallina valía 2 pesetas y el bosque de Cecebre era más grande y frondoso".



jueves, 9 de octubre de 2008

II Lecciones Xacobeas

(He tenido problemas para colgar el Pdf. del cartel de las Lecciones así que, como consuelo, dejaré que sea Santiago el Mayor -José Ribera, Museo del Prado- quien presida este post)

Tras o legado do Apóstolo (Tras el legado del Apóstol), es el título bajo el cual se desarrollarán las II Lecciones Jacobeas, que tendrán entre el 15 y el 18 de octubre en el Paraninfo de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Santiago de Compostela (USC).

Las Lecciones Jacobeas están pensadas como unas jornadas de difusión en las cuales se da una visión prismática del mundo jacobeo: desde la peregrinación a Compostela a las distintas manifestaciones artísticas derivadas del culto al Apóstol Santiago, pasando por la gestión, difusión y conservación de su patrimonio.

El programa es el siguiente:

15 Octubre

10:30-11:30 Inauguración

Bloque 1: Tres pilares de la investigación jacobea: el Camino, la liturgia y la historia

12-14h José María Díaz Fernández (deán y canónigo archivero-bibliotecario de la Catedral de Santiago)
Códice Calixtino: predominio litúrgico

16-18h: Ofelia Rey Castelao (catedrática de Historia Moderna de la USC)
El Voto de Santiago: crónica de una disputa

18-18:30h: pausa

18:30-20:30h Ramón Villares Paz (catedrático de Historia Contemporánea de la USC y Presidente del Consello da Cultura Galega)
A segunda invención de Santiago

16 de octubre

Bloque 2: Nuevas líneas de investigación jacobea en la USC y en el Xacobeo

10-12h.: Rosa Vázquez Santos (doctora en Historia del Arte y becaria Parga-Pondal en el Xacobe S.A.)
Santiago en Roma: hacia una topografía jacobea en la ciudad de San Pedro

12-12:30h.: pausa

12:30-14:30h.: Alfredo Vigo Trasancos (catedrático de Historia del Arte en la Universidad de Santiago)
La invención de la arquitectura jacobea (1670-1712)

16-18h. Domingo González Lopo (profesor doctor de Historia Moderna de la USC)
Peregrinaciones y culto a Santiago en la Edad Moderna

18-18:30h.: pausa

18:30-20:30h.: Federico López Silvestre (profesor doctor de Historia del Arte de la USC)
Los paisajes impuros de la comunicacion. La catedral, los robles y el Camino gallego en la publicidad

17 de octubre

Bloque 3: El Apóstol errante: la investigación jacobea en el extranjero

10-12h: Klaus Herber (catedrático de Historia de la Universidad de Erlangen-Nüremberg)
Caminaron a Santiago: Relatos de peregrinos al fin del mundo

12-12:30h.: pausa

12:30-14:30h. Bern Nicolai (catedrático de Arquitetura de la Universidad de Berna) y Klaus Rheidt (catedrático de arquitectura de la Universidad de Cottbus)
Nuevas investigaciones sobre el Pórtico de la Gloria e la parte occidental de la Catedral de Santiago

16-18h. Alindo Magalhaes Ribeiro de Cunha (profesor de la Universidad Pontificia de Oporto)
Las peregrinaciones portuguesas a Santiago

18-18:30h. pausa

18:30-20:30h.: Vincenzo Pacelli (catedrático de Historia del Arte de la Universidad Federico II de Nápoles)
La iglesia de San Giacomo degli Spagnoli en Nápoles yel culto al apóstol en la ciudad

18 de octubre

Bloque 4: La actualidad del Camino: asociaciones, conflictos y nuevos proyectos

10-12h. Antonio Roma Valdés (fiscal especilista en Patrimonio Histórico)
Delitos, agresiones y amenazas en los caminos a Santiago.

12-12:30h.: pausa

12:30-14:30h. José Antonio de la Riera (presidente de la Asociación de Amigos o Camiño de Santiago)
Al Pie del Camino: asociaciones jacobeas, tradición, renacimiento y futuro del Camino de Santiago

16-18h: Felipe Arias Vilas (Director Xeral del Patrimonio Cultural de la Xunta de Galicia)
Los Caminos de Santiago como patrimonio cultural: la nueva Subdirección Xeral dos Camiños de Santiago da Xunta de Galicia

18- 18:30h. pausa

18:30-20:30h. Ignacio Rodríguez Egibar (director gerente de la Sociedad Anónima de Xestión do Plan Xacobeo)
Retos y proyectos del Xacobeo de cara al Año Santo de 2010

20:30-21:30h. Clausura por Ignacio Rodríguez Egibar y Miguel Taín Guzmán

21:30h. Cóctel de Clausura en la Capilla Real del Hostal de los Reyes Católicos

El curso tiene una duración de 30 horas y tiene el valor de 1 crédito de libre configuración para todas las titulaciones de la USC

El precio es de 25€

Durante los días de celebración de las Lecciones los asistente podrán visitar libremente y de manera gratuita el Museo Catedralicio, el Archivo y los Tejados de la Catedral, en grupos organizados.


Para inscribirse se debe llamar a Galevents: 981 561 974 o enviar un mail: incentivos@galevents.com

Forma de pago: pago bancario en LA CAIXA 2100 2186 92 0200134015, indicando nombre y apellidos

domingo, 5 de octubre de 2008

Bunbury... o la importancia de llamarse Enrique


Húmeda noche de San Francisco en la vieja Marineda. Bajo una nube de humo, en uno de esos recintos absurdos que lo mismo sirven de plaza de toros que de improvisado auditorio se dan cita 35oo almas. (Eso dicen, hoy, los jornales). Poco antes de las 22:30 todo se vuelve oscuro, justo antes de que haces de luces frías y un sonido eléctrico diesen inicio a la reunión de El club de los imposibles. Así fue como el hombre delgado comenzó más de dos horas y media de magia, de un viaje al pasado, más que nunca presente, que hizo delirar a la parroquia. La sombra de Hellville planeaba en las conciencias pero el genio (y figura) hizo gala de su fama de señor y ofreció lo mejor de su repertorio en solitario; el público fue respetuoso y nadie reclamó a los Héroes, noblesse obligue.

Él tampoco engañó a nadie, tras un par de temas cañeros avisó: "al que espere un concierto roquero esto le va a doler", pero hubo espacio para todo tipo de temas... y apostar por el rock&roll. El viento estaba a favor y allí sólo importaba la música. Tras las luces frías y las guitarras elécticas se hechó el telón y el escenario se convirtió en un Pequeño cabaret ambulante... buen momento también para ponerse Flamingos.

Tras hora y media de música comenzaron los bises: 1, 2, 3... allí nadie era extranjero y, en tan buena compañía, difícil irse a ninguna parte. El último bis fue un regalo, llegaba el final y era El tiempo de las cerezas. Un tema suave como un "hasta pronto" y un dulce despertar del letargo. Y es que, al final del sueño, late el corazón...

viernes, 3 de octubre de 2008

En clave femenina


No me considero feminista, entre otras cosas porque creo tener la suerte de vivir en una sociedad en la cual el feminismo es una posición más bien rancia, tendente a la caducidad. Lejos quedan las reivindicaciones por derechos básicos, que tantas mujeres concienciadas de su igualdad civil con los hombres pelearon en los años setenta y ochenta. Cuando hoy hablamos del papel de la mujer en el ámbito laboral, no lo hacemos en clave de integración sino ante la necesidad de encontrar los mecanismos que favorezcan su plena normalización, lo cual incide en los hábitos sociales y, sobre todo, familiares.



La semana pasada, en un congreso, una profesora de la Universidad de Barcelona se felicitaba por que a la hora de repasar la trayectoria de los estudios contemporáneos de Historia del Arte los estudios de género se habían incorporado con total normalidad en el discurso de los ponentes de aquella sesión (todos hombres). En este caso, como en el de los homosexuales, la normalización es la verdadera aspiración. No se trata de adquirir un trato preferente sino de adquirir una presencia normal, plenamente asumida y asumible en cualquier estrato social y cultural.

Personalmente, me repatean iniciativas como la dichosa ley de paridad que, además de ser absurda e invasiva, no favorece en absoluto la competitividad laboral de las propias mujeres pues muchos puestos de trabajo pasan a ser consecuencia de una cuestión de género y no de la verdadera valía, lo cual genera una situación formativa y laboral enormemente perniciosa.

En este mundo cada día más tendente a la mediocridad y al flower power, integrar y hacer un guiño al "feminismo" supone caer en tonterías tales como la iniciativa tomada por el Ayuntamiento de La Coruña, que ha incorporado a los semáforos de la ciudad "muñequitas" que indican que el peatón puede cruzar. Como si el tradicional dibujo fuera ofensivo o excluyente (men only). Este tipo de iniciativas no sólo no favorecen a nadie y salen del dinero del contribuyente sino que, aún encima, desvían la atención de lo verdaderamente importante y de aquellos campos donde todavía las mujeres nos encontramos con escollos. Pongo un ejemplo.

Tengo una buena amiga que hace cosa de un año ascendió en su empresa. El puesto que actualmente ocupa iba a ser para otra compañera suya con mayor antigüedad e igual, o incluso mejor, cualificada; sin embargo ésta cometió la imprudencia de quedarse embarazada. Cosas que pasan cuando tienes una plantilla joven. La osadía de formar una familia le costó el ascenso, cosa que no habría sucedido en caso de que el ascenso fuera, por ejemplo, para su marido (ventajas de los hombres: no son aptos para parir). Este tipo de situaciones son las que verdaderamente se deben denunciar y erradicar. Y esta es la línea de presión que debemos tener la mujeres en lugar de distraernos en absurdos convencionalismos que no llevan a nada. No por una cuestión de género sino por una cuestión de justicia.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Roberto Benigni recita a Dante Alighieri



Desde hace ya unos cuantos años, el cómico italiano Roberto Benigni (conocido en todo el mundo después de ganar un oscar con La Vida es Bella) ha dedicado parte de su actividad profesional a recitar y explicar al público la Divina Comedia, de Dante Alighieri.
Benigni ha ido seleccionando distintos pasajes de la obra y, tras recitarlos, realiza una explicación de las metáforas y del contenido del texto, recreándose a menudo en las figuras literarias.
Ni que decir tiene que estas actuaciones son un exito total de audiencia, tanto televisiva como de público, pues acostumbra salir de gira. Para los italianos, parte del atractivo de la actuación de Benigni es su acento toscano (es oriundo de Arezzo), semejante al que tendría el propio Dante; aunque oyendo el breve fragmento que he colgado os dareis cuenta de que recita francamente bien; lejos de su habitual histrionismo.
Yo no he tenido la suerte de verlo actuar en directo, pero sí vi la grabación de una actuación suya en Florencia, en la plaza de la Santa Croce, en un escenario instalado a los pies de la monumental estatua de Dante... y era sobrecojedor.
En el vídeo que he colgado recita el canto XXXIII del Paraíso. Hay también algún fragmento del Infierno colgado en You Tube, pero eran bastante largos y no están subtitulados. A pesar del toscano antiguo este fragmento se entiende bastante bien (incluso si no sabeis italiano).
Espero que lo disfruteis mucho.

lunes, 29 de septiembre de 2008

La deshumanización de la arquitectura


(Imagen tomada de El País)
Hace tiempo que quiero dedicarle un post al madrileño claustro de los Jerónimos, actualmente integrado (aunque sería más correcto decir engullido) en el espacio museográfico del Museo del Prado. Por supuesto, se trata de una opinión personal, a posteriori y al margen de la larga (y ya finiquitada) polémica entorno al cubo de Moneo y basada en la contemplación del resultado final.

Está claro que las autoridades políticas, incluyendo aquellas que se dedican al mundo del patrimonio, no siempre cuentan con la preparación suficiente como para dilucidas cuál es la solución más beneficiosa para un bien. Es ahí cuando entran (o deberían entrar) los expertos: arquitectos, museólogos, restauradores y, ante todo, los hermanos pobres de todos estos: los historiadores del arte. Ignoro cuál ha sido el proceso exacto seguido a la hora de determinar en qué manera se debía de integrar el claustro de los Jerónimos en el nuevo espacio del Museo del Prado, pero todo apunta a que los historiadores del arte han tenido poco o nada que ver en las decisiones tomadas. Paso a explicar el por qué.

Historiador del arte es aquel que se afana en estudiar y comprender a través de métodos científicos aquellas manifestaciones artísticas producidas por el hombre a lo largo de la historia. La musealización del claustro de los Jerónimos es un ejemplo de incomprensión, no sólo de la obra, sino incluso de la propia arquitectura.

Para comenzar: la musealización de un claustro al estilo de los Cloisters del MET es un auténtico atraso museológico. La museología aspira a convertir el museo un lugar activo en el cual se aspira a que el visitante adquiera un cierto conocimiento y comprensión de lo que allí se muestra. Para ello es preciso contextualizar las obras dándo sentido al recorrido propuesto y aportando al espectador la información necesaria para que éste pueda comprender la génesis y significado de las obras (nunca totalmente, pues eso es imposible, pero sí parcial y correctamente). En este sentido enclaustrar (y nunca mejor dicho) y descontextualizar un elemento arquitectónico, como en este caso un claustro, es una vuelta al pasado más rancio y demuestra una total ignorancia por parte de los promotores de la idea. Una ignorancia y una incomprensión que, consecuentemente, se trasladan al espectador que, en el caso del ejemplo que traigo a colación, no puede sino verlo como un hermoso decorado de factura clasicista. Un "decorado" creado en 1612 por Miguel Martínez para los frailes jerónimos. Cierto es, que lo que vemos es la fachada decorativa, lúdica, del antiguo claustro, hoy convertido en tramoya; sin embargo nada queda para la comprensión de este espacio muerto.

El claustro surge como elemento articulador del espacio monástico en plena edad media, siendo el núcleo vertebrador de esa "ciudad ordenada" que aspiraba a ser todo monasterio (y con el tiempo, todo convento, pues las órdenes mendicantes copian el eficaz modelo habitacional de los monasterios). En torno al claustro, o claustros si la comunidad es numerosa, se disponen las dependencias monacales: sala capitular, cocina y refectorio, almacenes, archivo y biblioteca, cerería y habitaciones (éstas, por lo común, en la segunda planta). Además, el claustro comunicaba con la iglesia, favoreciendo el tránsito entre aquellos espacios que centraban la vida de la comunidad. El claustro se concebía, además, como lugar de recogido esparcimiento, de ahí que suela estar concebido como orto conclusus o vergel para la reflexión y esparcimiento del alma, a menudo ornado con un brocal o una fuente que incorporaba el rumor del agua al silencio propio de este espacio. Etimológicamente el claustro era un lugar cerrado, refugio de la comunidad y, por tanto, una entidad viva.

Despojado de todos estos elementos, bellamente restaurado, sí, pero privado de sus corredores, de sus muros de cierre e, incluso del contacto con la iglesia, el claustro de los Jerónimos se ha convertido en un espacio inerte, vacío de significado; espacio museístico y escenario para las esculturas de los Leoni. Nada hay que nos lleve a su génesis y permita comprender su razón de ser. Vacía de función la arquitectura se convierte en escultura y en este ejemplo el claustro-escultura deshumanizado, convive con otras piezas escultóricas, ¿es realmente posible que esta fuera la intención de los directores y patronato del Museo del Prado?

Por otro lado, llama la atención la ignorancia, o arrogancia, del propio Moneo. Afortunado por dejar su huella en la ciudad orgánica, olvida respetar el trabajo de sus ancianos colegas, dando una patada a una de las piedras (nunca mejor dicho) que una a una han formado el camino de la arquitectura española. Llama la atención la inocente arrogancia del arquitecto pues, al igual que nosotros pereceremos, ¿no lo harán también nuestras obras? ¿Qué hay que garantice a Moneo que, tal vez no dentro de tantos años, otros arquitectos ignorantes o arrogantes ninguneen alguno de sus queridos edificios, vistos como vetustos o faltos de valor? En realidad, nada.

La penosa deshumanización del claustro de los Jerónimos no deja de ser otra muestra más del enorme poder que tiene la hoguera de las vanidades de nuestra sociedad.

sábado, 20 de septiembre de 2008

En Castellano: ALTO Y CLARO


Hoy La Voz de Galicia se hace eco de la denuncia que desde el PP se lanza contra A Mesa pola Normalización Lingüística por llevar a cabo actos de acoso a algunos comerciantes coruñeses. Del caso, que salta hoy a la palestra, yo ya había tenido noticias, pues una persona allegada había recibido una carta de dicha organización en la cual se le informaba de la apertura de un "expediente de queixa por vulneración dos dereitos lingüísticos". La carta le llegaba, según decían, debido a la denuncia de un cliente suyo que había recurrido a la Mesa por no haber sido atendido en gallego. Se le instaba a corregir su actitud y se le informaba que, de hacerlo, el expediente sería archivado y, de no ser así, se abriría un segundo expediente, cuya finalidad ya no recuerdo. La persona afectada envió una correcta carta de agradecimiento a la Mesa por sus sugerencias, lamentando lo sucedido y bla, bla, bla. En un primer momento no pude sino mostrar mi sorpresa e indignación ante la respuesta, pero enseguida me hizo reflexionar: <> Con todo, yo insistí: denúncialo! Al PSOE, al PP, a la prensa, a quien sea, pero que se sepa lo que hace esta gente.


Hoy, por fin, los periódicos sacan a la luz las penosas prácticas de la Mesa y, lo que es más inmortante, desenmascaran a esta asociación. En los últimos años, la presencia de la Mesa en los medios gallegos ha sido tal que la gente cree, erróneamente, que ésta es un organismo dependiente de la Xunta: nada más lejos de la realidad. Desde la Secretaría Xeral de Política Lingüística (Presidencia= PSOE), verdadera entidad pública de ámbito lingüístico dependiente de la Xunta de Galicia, se desmarcan de la línea coercitiva de la Mesa: señalan que dichos expedientes no tienen vinculación con ellos y recuerdan que A MESA POLA NORMALIZACIÓN LINGÜÍSTICA ES UN COLECTIVO PROVADO QUE PROMOCIONA LA LENGUA y, por tanto, los expedientes CARECEN DE VALOR OFICIAL. Asimismo, desde la Secretaría aprovecharon para recordar que, en base a la normativa actual, EN LA COMUNIDAD NO SE PUEDEN PONER MULTAS POR NO UTILIZAR EL GALLEGO.


Esta reacción del PP, de la prensa y, por necesidad, de la Secretaría Xeral de Política Lingüística se da en una semana en la que la tienda coruñesa del modisto Antonio Pernas fue blanco de un acto de vandalismo de raíz nacionalista. Uno o más individuos intentaron romper una de las lunas del negocio y dejaron una nota hecha con recortes de periódico en la que se leía: "Inimigo do galego" (enemigo del gallego). Pernas es, junto con Roberto Verino, Purificación García y otras personalidades de la cultura gallega firmante del Manifiesto por una lengua común, y todo apunta a que eso lo convirtió en centro de las iras de unos cerriles nacionalistas. Otra persona que también a sufrido el acoso y varios intentos de politización de su persona por parte de los nacionalistas es el palista David Cal, quien tiene una lucha abierta con la Conselleira de Cultura, Ánxela Bugallo (BNG).


Curiosamente, en Galicia tenemos la sensación de aquí, al Finisterre, todo llega tarde. En el caso de los abusos nacionalista parece que el tiempo ha jugado a nuestro favor. Ante los consabidos ejemplos de Cataluña y el País Vasco en Galicia, somos muchos los gallegos que no estamos por la labor de dejarnos asoballar ni perder nuestras libertades y derechos. Ya en el Códice Calixtino se describe a los gallegos como un pueblo litigoso (la documentación relativa a pleitos en el Reino de Galicia llena varios archivos) y parece que, de momento, no hemos perdido la esencia.


Este post, al igual que este blog, no se posiciona en contra del gallego, idioma que la gestora conoce y respeta, ni de aquellos que aman y hablan en gallego por ser ésta su lengua materna. Este post va en contra de aquellos que se erigen en paladines de la lengua, que la capitalizan, manosean y distorsionan empleándola como arma arrojadiza contra los que no son ni piensan como ellos; va contra los estúpidos que creyendo defender una lengua y una cultura no hacen sino vejarla y desprestigiarla; y va contra la gente corta de entendimiento, incapaz de hacer valer sus libertades respetando las de los demás.


Va contra A Mesa pola Normalización Lingüística y contra aquellos del BNG que no han sido capaces de entender nada de nada. En Castellano: ALTO Y CLARO


viernes, 19 de septiembre de 2008

Historias de la inmundicia: las antiguas ciudades y el concepto de higiene



Este post es un encargo que me hizo el gestor de Es Madrid no Madriz a raíz de un comentario que dejé en la entrada que dedicó a la madrileña Calle de la Salud.

Decía yo que quien afirma que le gustaría haber vivido en tal y cual tiempo pasado (sobre todo si este es anterior a bien entrado el siglo de XIX) no sabe a qué se expone. El concepto de la ciudad inmaculada, habitable y acogedora es, en realidad, muy reciente y nada tiene que ver con el pestileste y antihigiénico pasado de nuestras queridas urbes.

Las primeras medidas reguladoras sobre el aspecto y cuidado de las ciudades españolas surgieron de la iniciativa real, lo cual hacía de Madrid el núcleo primigenio de los experimentos destinados a la acomodación urbana. El 1590 Felipe II firmó una Real Cédula por la cual se creaba en la Villa y Corte una Junta encargada de velar por su limpieza, ornato y policía (orden público).

En lo que a cuestiones de urbanismo se refiere, el profesor de la Universidad de Santiago Andrés Rosende publicó hace unos años un fantástico libro sobre la evolución de la configuración urbana de Compostela, analizando no sólo los cambios en su planta sino también el modo de vida y el uso de los espacios públicos. Una joya (que creo se publicó sólo en gallego, lo cual es una verdadera lástima) de la cual he extraído buen parte de la información para este post.

Tras el ejemplo madrileño, el Ayuntamiento de Santiago organiza desde el siglo XVI un medio de vigilancia urbanística a través de la inspección de las obras. En el siglo XVII estas medidas se amplían y perfeccionan, afectando a la higiene de la urbe, sus prácticas edilicias y el orden público. En lo que a medidas higiénicas se refiere, éstas afectan sobre todo al control de los cerdos (habituales en los paisajes urbanos de la época) vigilando para que no andubieran sueltos, ensuciasen las calles, pusieran en peligro a los jinetes y molestasen en las procesiones. Otras medidas de salubridad pública fue el prohibir a los ciudadanos el vaciar los orinales en las calles y fuentes, en las que tampoco se debía de lavar la ropa, carne o pescado, o sacar de ellas aguas con orinales y otras cosas sucias. Asimismo se obligaba a los vecinos a limpiar delante de sus casas "la parte que le tocare, conforme a cassa que hubiere". Tampoco se permitía arrojar agua sucia o limpia por las ventanas y, de hacerse, se debía avisar tres veces gritando: agua va, para que los vecinos pudieran tomar las precauciones pertinentes. Se instaba a que los estercoleros no se situasen en la ciudad y las inmediaciones de la muralla, obligando a colocarlos a 30 codos de la misma, y se fijaba el horario de recogida por parte de los campesino: de seis a ocho de la mañana en verano y de ocho a diez en invierno. En cuanto a los inmuebles se seguían controlando las licencias de obras a fin de evitar de que una construcción improcedente complicara el tránsito de las calles, se contemplaban asuntos de seguridad pública prohibiéndose, por ejemplo, el almacenamiento de materiales inflamables en las viviendas y se controlaban los edificios en estado ruinoso.

Actualmente se conservan las ordenanzas municipales que regularmente se emitieron desde 1687 y en las cuales apenas se produjeron cambios. Con todo, lo estipulado en estos bandos no siempre se cumplía y, por ejemplo, el amontonamiento de estiércol junto a la muralla fue una práctica secular.

El siglo de la higiene y de la salubridad urbana fue, sin embargo, el XIX. El concepto, ya preexistente, de que el aire limpio y puro era sinónimo de salud cristalizó en medidas contundentes como la ampliación de las redes urbanas y la apertura de grandes ventanales en las casas y la prohibición de enterrar en las iglesias y sus inmediaciones. Este última resolución derivó en la creación de cementerios fuera de las ciudades y orientados teniendo en cuenta los vientos predominantes en la zona, a fin de que estos no llevaran los olores y enfermedades a la ciudad. En el caso de Santiago el cementerio urbano de Bonaval, anejo al convento de los dominicos, no se levantó hasta bien entrado el siglo XIX. Hasta entonces el lugar de enterramiento de los compostelanos era la Plaza de la Quintana.




La Plaza de la Quintana era el centro de la vida urbana de Compostela: por un lado era el espacio sacro por excelencia: en ella se encuentra la Puerta Santa, acceso principal a la Catedral en año jubilar y era el marco de los Autos de Fe y de las grandes procesiones. Además, la Quintana era también centro de la vida económica y política: en su lado septentrional se disponían el mercado y los puestos de cambistas, en las casas que cerraban este lado de la plaza habitaban los notarios y, hasta que a finales del XVII Domingo de Andrade construyó el Consistorio de la Plaza del Campo la corporación municipal se reunía en una casa sita en la gran plaza. Esta que acabamos de describir era la conocida como "Quintana de vivos" opuesta a la meridional "Quintana de mortos" que recibe su nombre por hallarse en ella el cementerio catedralicio, que servía como cementerio municipal.
Al estudiar esta plaza, Rosende se refiere a esta zona como "espacio profanado", dice la documentación: "lugar franco a todo género de personas, y animales, expuesto a toda casta de inmundicias, profanado de día y noche con la negociación de comprasy ventas, y algunas veces con quimeras y cuchilladas, efusión de sangre, actos indecentes, teatro de volantines, y títeres, exercicios militares, y paseo casi continuo de ociosos, y al mismo tiempo destinado por un Ilustre cavildo compostelano a las sagrada exequias y sepulcro de los cuerpos de unos fieles que devmos creer piadosamente glorificados en el señor". El cementerio era un lugar sin pavimentar, su suelo era de tierra que solía estar mal nivelada debido a las constantes exhumaciones de las fosas (comunes), que se abrían para trasladar los restos descompuestos a los osarios.


La ubicación del cementerio debía de ser verdaderamente incómoda para los vecinos, pues se conservan textos muy expresivos y esplícitos sobre el hedor que producía, sobre todo en años secos. Se conservan algunas quejas de las "señoras de San Paio" que solicitaban que en verano se aumentase la cantidad de cal que se vertía en el cementerio, a fin de acelerar las descomposiciones y aminorar el olor. Lamentablemente, buena parte de la inmundicia de la plaza era generada por las propias monjas que arrojaban sus deshechos a la plaza, lo cual dejaban los enfrentamientos en tablas y los problemas de higiene sin una solución.


Otras quejas se centraban en que "por tiempo de verano y aún de hivierno, salían de noche los gusanos en mucha abundancia, subiendo por las escaleras, de sus entradas del Norte y de la Platería".

El obispo de Vigevano Juan Caramuel de Lobkowitz se alegraba en su tratado sobre la Arquitectura Civil Recta y Oblicua (1678) de su fortuna por vivir en tiempos tan avanzados respecto a las incómodas Antigüedad y Edad Media. No sabía el bueno de Caramuel de las muchas ventajas de las que era privado en sus tiempos...


jueves, 18 de septiembre de 2008

Los monjes... esos seres


Tras comenzar el día mordiendo (literalmente) las escaleras que me llevan al despacho y resbalar cumplidamente justo antes de que la limpiadora me dijera: "cuidado no patines..." (llegas tarde, querida!).


He decidido que mejor dejo los post que me rondan por la cabeza para mañana o pasado.


De momento os dejo esta genial viñeta de Quino (como no!) que me topé buscando imágenes para ilustrar una presentación sobre mi tema de tesis (*suspiro).


Teniendo en cuenta que las bibliotecas monásticas eran, con bastante frecuencia, refugio de los libros prohibidos por la Iglesia... igual la propuesta de Quino no va tan desencaminada... quién sabe!

lunes, 15 de septiembre de 2008

Thomas Buergenthal: Un niño afortunado


Hace un par de años El niño con el pijama de rayas (John Boyne) se convirtió en un best-seller. Este libro, ante cuya lectura uno deduce que debe estar escrito para niños a pesar de haber "arrasado" entre el público adulto, es una fábula en la cual un nazi de las SS acaba probando una amarga dosis de su propia medicina.

Personalmente no me interesan en exceso las fábulas sobre el holocausto y hago una única excepción con el film La vida es bella de Roberto Benigni, que no considero una fábula SOBRE el holocausto sino ambientada EN el holocausto, en la cual no se entra a juzgar la consabida maldad de los nazis sino a realizar, como su propio título indica, un canto a la vida y al amor de un padre por su hijo.

El niño con el pijama de rayas comienza a ser recomendado como lectura para alumnos de 12 y 13 años, en algunos casos, sustituyendo al Diario de Anna Frank. Craso error. Frente a un relato real y un relato edulcorado es preferible que los niños (que ya no son tan niños, somos los adultos los que, para ciertas cosas, queremos conservarlos perennemente en la crisálida) entiendan que la vida no es un camino de rosas, que a menudo es injusta y que el "happy end" es una patente americana.

Para aquellos que quieran diversificar y dejar descansar las memorias de la niña judía de Amsterdam, me gustaría recomendar un libro que recientemente me salió al paso. Se trata de Un niño afortunado, el relato autobiográfico de Thomas Buergenthal, juez del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya. En él, el autor relata los acontecimientos vividos durante sus primeros años de vida: desde su nacimiento en Checoslovaquia a su vida en Polonia, el ghetto de Kielce, Auschwitz, la "marcha de la muerte" de Auschwitz, el campo de Sachsenhausen, y todo cuanto vivió desde el final de la guerra hasta su marcha definitiva a los Estados Unidos.

A pesar de los acontemientos narrados, el libro carece de morbo y sensacionalismo, incluso cuando el autor reconoce que, a pesar del tiempo transcurrido, todavía hubo pasajes en los que se emocionó y que le resultó duro escribir. Se trata de otro canto a la vida, pero ahora alejado de la ficción. Lo que lo convierte en un relato peculiar son las reflexiones que en él vierte Buergenthal: cuando reconoce la aleatoriedad de su supervivencia o cuando explica como del sufrimiento pasado sacó la energía para dedicar su vida a luchar por los derechos humanos. Su historia es un ejemplo sorprendente de superación y coraje y ésta sí merece ser leída por niños y adultos. Cuando no sepais qué leer dedicad un par de días a esta pequeña joya.

sábado, 13 de septiembre de 2008

La protección del Patrimonio Cultural: un ejemplo de actuación


(Imagen tomada de Wikipedia.org)


Hace un par de semanas publiqué un post en el cual se desgranaba la problemática surgida en torno al Pazo de Meirás. En él comentaba cómo la expropiación, aunque contemplada en la ley gallega de Patrimonio Cultural, es un recurso último en la defensa del bien a proteger y del cual apenas se hace uso.

Como ejemplo de las líneas de actuación seguidas por la administración en casos de violación de la ley, traigo a colación el tristemente célebre caso del Castillo de Pambre, situado en el ayuntamiento de Palas de Rei.

El Castillo de Pambre fue declarado monumento en abril de 1949, gozando hoy de la categoría de Bien de Interés Cultural. Construído en el siglo XIV, está considerado uno de los mejores ejemplos de fortaleza habitacional de la comunidad gallega. Compuesta por un doble sistema amurallado, cuenta con una torre del homenaje rodeada por cuatro torres de menores dimensiones y con una capilla del siglo XII.

Como ya dijimos en el post anterior, su status de B.I.C. obliga al propietario a conservar el edificio y a abrirlo al público, al menos, cuatro días al mes. Actualmente el castillo se encuentra en un estado lamentable de abandono: la maleza invade el recinto y la vegetación se han instalado en el edificio, abriendo grandes grietas en algunos de sus muros.

A pesar de que la situación favorece una actuación drástica por parte de la administración competente (en este caso la Dirección Xeral de Patrimonio, dependiente de la Consellería de Cultura), el proceso está siendo pausado y, aparentemente, tranquilo. Para comenzar, desde la Dirección Xeral se han iniciado los contactos con el propietario (de quien se sabe que vigila con frecuencia el castillo) para instarle a que cumpla con su obligación de abrir el edificio cuatro días al mes. Es decir: se a iniciado el proceso por la "vía blanda", aludiendo a una obligación menor si se compara con la de mantener el bien. Los contactos iniciados por la administración han sido comunicaciones en las cuales se recordaba al propietario cuáles eran sus obligaciones. Según publica hoy La Voz de Galicia, en 2006 no sólo se recordó que debía abrir las instalaciones sino que se le solicitó que elaborase una propuesta para llevar a cabo las visitas. Ignoramos cuál fue la respuesta (si es que la hubo) del "amo" del castillo, quien sí sabemos que no acató la petición de la Xunta. El año pasado, el propio director xeral de patrimonio mantuvo una reunión con el propietario para acordar las medidas a adoptar para consentir el acceso al público (se sigue sin hacer alusión al estado del edificio) pero transcurrido un año dicha reunión resultó ser infructuosa. Esta semana, la Dirección Xeral de Patrimonio incoó un expediente sancionador al rebelde dueño, por el reiterado incumplimiento de sus obligaciones. El trámite puede terminar en una sanción que ascendería, como máximo, a 60.000 euros, y a la apertura del bien tal y como se estipula en la ley.


Ante tal ejemplo, no es de extrañar que los promotores de la expropiación del Pazo de Meirás no estén nada contentos con la iniciativa tomada por la Xunta de Galicia.

Premio Esfera al Intelecto y la Filosofía (2008)


La semana pasada desde el blog La Libertad y la Ley se concedió a Ventanas de Marineda el premio Esfera al Intelecto y la Filosofía (2008), por lo cual estoy sumamente agradecida.


Las bases obligan a los premiados poner la imagen del galardón, enlazarlo con el blog que concede el premio, premiar a otros siete blogs (aquí "balcones") y dejar un comentario en ellos informando de la concesión.


Mis premiados son los siguientes (básicamente las pocas casas que visito):


- Descontexto

- HMS Pinafore

- Desde la Luna Santuario de Endor

- Caminos de Oriente

- La Libertad y la Ley

- Es Madrid no Madriz

- Arsénico por compasión


Desde aquí mi gratitud y enhorabuena a todos ellos!

lunes, 8 de septiembre de 2008

La Guerra de la propaganda (II)

Tras el visionado de El triunfo de la voluntad, Capra se encontraba obligado a cumplir con el encargo de Marshall de realizar una serie de documentales que explicase a los civiles del ejército norteamericano el por qué de la guerra de la que, en breve, iban a formar (si no lo hacían ya) parte. Los mandos del ejército comprendían que la adaptación de los civiles a la disciplina militar no era sencilla, y consideraban que si éstos comprendían la nobleza de la causa americana esta les impediría desfallecer en los momentos de flaqueza.

Capra estaba preocupado por cómo llevar a cabo tal misión. Por un lado no contaba con los rudimentos propios del cine (no tenía estudio, ni equipo, ni personal) y el Cuerpo de Transmisiones del Ejército, con el cual colaboraba, estaba orientado a la producción de filmes de entrenamiento. Por el otro, el cineasta necesitaba encontrar una idea poderosa que contrarrestase el fondo de la propaganda nazi. Paradójicamente, lo segundo resultó más sencillo de resolver que lo primero. Capra lo describió del siguiente modo en su autobiografía:

"[...] más importante que cómo o dónde iba a producir las respuestas a El triunfo de la voluntad era las propias respuestas. ¿Cuáles eran las respuestas? ¿Cuáles eran los antídotos a las venenosas ideas de una raza que se pretendía superior..., ya fuera rubia o amarilla?
Necesitaba una idea básica, poderosa, una idea que se extendiera como un fuego en la pradera, una idea de la cual fluyeran todas las ideas. Pensé en la Biblia. Había una frase en ella que siempre me ponía la piel de gallina: <>
¿Significaba eso también que la verdad te haría fuerte? ¿Lo bastante fuerte como para detener a Hitler y a Tojo? ¿Cuál era la verdad acerca de esta Guerra Mundial? Bueno, me resultaba obvio que los nazis de Alemania, los señores de la guerra de Japón, y los fascistas de Italia estaban intentando deliberadamente tomar por la fuerza a las naciones libres, a fin de poder pisotear la libertad humana y establecer sus propias dictaduras mundiales. Si esta afirmación era la verdad, entonces los hombres libres de todo el mundo lucharían hasta la muerte contra ella."

Y esa fue la solución hallada por Capra: "Dejaremos que el enemigo demuestro a nuestros soldados la enormidad de su causa... y lo justo de la nuestra".

Tras el hallazgo de "LA IDEA" Capra inició todo un proceso para hacerse con el equipo técnico y humano que necesitaba para llevar a cabo su trabajo, sorteando las zancadillas que le llegaban desde algunos sectores más recelosos del Ejército. Con su tradicional cabezonería, y como si fuera uno de sus propios personajes (un Mr. Smith de carne y hueso) el italoamericano logró sacar adelante su proyecto. Estudió los noticiarios del enemigo y junto con un equipo de guionistas militares sacó adelante la serie Por qué combatimos (Why We Fight), formada por siete filmes de cincuenta minutos con los siguientes títulos:
1- Preludio a la guerra: donde se presentaba un cuadro general de dos mundo: el esclavo y el libre, y la ascensión del militarismo totalitario.
2- Los nazis golpean: sobre la escensión de Hitler y las invasiones de Renania, Austria, Checoslovaquia y Polonia.
3- Divide y vencerás: sobre la ocupación del Báltico, la superación de la línea Maginot y la rendición francesa.
4- La batalla de Inglaterra.
5- La batalla de Rusia.
6- La batalla de China
7- La guerra llega a Norteamérica: donde, tras recordarse la formación del país, se analiza el seguimiento de la guerra europea y la sensibilización norteamericana con la causa de los países ocupados.

A pesar de que fueron hechos por el Ejército y para el Ejército, los documentales de Capra también se emplearon como filmes de entrenamiento por la Marina, la Infantería de Marina y la Guardia Costera. Los británicos, canadienses, australianos y neozelandeses también los emplearon en la formación de los miembros de sus fuerzas armadas; y fueron traducidos para poder servir de entrenamiento para aquellos aliados de habla no inglesa. Uno de ellos fue exhibido en los cines norteamericanos, sin embargo, Winston Churchill hizo que todos fueran exhibidos al público británico en los cines. Los rusos hicieron lo propio con La Batalla de Rusia. Las embajadas norteamericanas en los países enemigos exhibieron la serie completa durante los meses de la ocupación después de la guerra, cobrando diez centavos por entrada, consiguiéndose una recaudación seis veces superior al coste original.

Un optimista Capra llegó a afirmar que Por qué combatimos se convirtió en la imagen de la política oficial estadounidense durante la década de 1931-41.

A pesar del éxito que obtuvo la serie, el cineasta no consiguió alcanzar con ella el mérito cinematográfico de Leni Riefenstahl. Por su parte, ella se convirtió en una proscrita una vez terminada la guerra; esta actriz, cineasta y aventurera, siguió trabajando bajo pseudónimo, repudiada por un pasado nazi del que renegó hasta su muerte.


domingo, 7 de septiembre de 2008

La Guerra de la propaganda (I)

Durante la Segunda Guerra Mundial, las principales potencias de la contienda desarrollaron poderosos mecanismos propagandísticos que permitieran justificar su causa y ganar adeptos entre sus súbditos. El presente post y su continuación presentan dos ejemplos de propaganda cinematrográfica producidos, respectivamente, por el Reich y por el ejército norteamericano.

Cuando el general Marshall solicitó al cineasta Frank Capra que llevase a cabo una serie de documentales bajo el título Por qué combatimos (Why We Fight) le facilitaron el visionado de El triunfo de la voluntad (Triumph des Willems), la película rodada en 1935 por Leni Riefenstahl para Hitler durante el Congreso de Nuremberg. Hoy en día considerada una obra maestra del séptimo arte, transcribo a continuación las palabras del propio Capra acerca de ella:
"El filme era el ominoso preludio del holocausto de odio de Hitler. Satán no hubiera podido idear un superespectáculo capaz de helar más la sangre.
Usando las instalaciones del imperio cinematográfico de la UFA, controlado por los nazis, Leni Riefenstahl (productora) hizo el más clásico y más poderoso filme de propaganda de nuestro tiempo. Era a la vez la glorificación de la guerra, la deificación de Hitler y la canonización de sus apóstoles. Aunque envuelto en toda la pompa y oropeles místicos de una ópera wagneriana, su mensaje era tan directo y brutal como un tubo de plomo: ¡Nosotros, la Herrenvolk, somos los nuevos dioses invencibles!
El triunfo de la voluntad no disparaba ningún arma, no arrojaba ninguna bomba. Pero como arma psicológica oriantada a destruir la voluntad a resistir era igual de letal.
[...] Un centenar de miles de milicianos nazis -enfundados en botas, armados, envueltos en esvásticas - permanecían rígidos hilera tras hilera, mientras el Odio caminaba solo hasta su altar de micrófonos.
La Voz del Odio chillaba desde millones de radios: <<¡Somos la raza superior!>> ¡SIEG HEIL!, exclamaban un centenar de miles de gargantas. <<¡Hoy, Alemania! ¡Mañana el mundo!>> ¡SIEG HEIL!!... ¡SIEG HEIL!!...
Luego Hitler caminaba por entre sus superhombres que permanecían rígidamente firmes. Rubios Sigfridos con botas y cascos, con las banderas con la esvástica ondeando, sus rostros resplandecientes con pagana locura mientras Hitler aferraba cada brazo derecho en el saludo del guerrero, antebrazo contra antebrazo, y los ojos se cruzaban con los ojos en una salvaje promesa hipnótica..., prestando el juramento de sangre de la obediencia.
El asesinato en masa de inocentes se halla más allá de la comprensión humana. Pero una visión de El triunfo de la voluntad hubiera debido predecirlo..., a cualquier mente que hubiera podido permanecer serena antes del horror.
Sí, el mensaje del filme era llano y brutal: <<¡El poder es nuestro! ¡Un poder imbatible! ¡Rendíos, todos los débiles balbuceantes de la libertad! ¡Los mansos sólo heredarán la tierra que llenará sus tumbas! ¡Rendíos!>>
Ese filme paralizó la voluntad de Austria, Checoslovaquia, Escandianvia y Francia. El filme pavimentó el camino para la Blitzkrieg, la guerra relámpago. Ese filme paralizó prácticamente mi propia voluntad mientras volvía lentamente a mi gastado escritorio para sentarme a solas y sin que nadie reparara en mí en una habitación llena de oficiales, todos ellos sumidos en sus propias insuficiencias para enfrentarse al desafío de la guerra".
El triunfo de la voluntad fue guardado con celo, como un secreto de Estado, por los militares norteamericanos conscientes de que el despliegue de fuerza reflejado en el film podría derivar en un fortísimo golpe moral para los estadounidenses y un ejército donde la proporción de civiles respecto a los militares era de 50 a 1.


sábado, 6 de septiembre de 2008

¿Quién dijo que los ventrílocuos pasaron de moda?

El otro día una amiga me habló del ventrílocuo americano Jeff Dunham. En internet podeis encontrar algunos vídeos de sus actuaciones con sus 5 "chicos": Melvin el superhéroe, Walter, Peanut, Sweet Daddy D, José el Jalapeño ("on stick") y a Achmed,"the dead terrorist".

Si no os va bien verlos en inglés teneis versiones subtituladas en YouTube. Espero que os guste!

jueves, 4 de septiembre de 2008

Meirás: el pazo de la polémica

(Imagen extraída de internet)

Una de las polémicas del año está siendo la generada en torno al Pazo de Meirás, tradicional residencia de verano de la familia Franco. La controversia ha surgido por una iniciativa ciudadana encabezada por la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica de A Coruña e impulsada por el Ayuntamiento de Sada, en la que también se ha visto involucrada la Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia; en ella se exige la expropiación del citado pazo como señal de "devolución de la dignidad" al pueblo gallego.

Huelga decir que estamos ante un tema político en el cual la memoria y, sobre todo, la historia poco o nada pintan y, menos aún, tienen que ver. La Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica ha realizado una serie de manifestaciones, algunas especialmente pintorescas, ante el pazo; el Ayuntamiento de Sada se ha erigido en administración visible y la Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia ha aceptado la incoación de un expediente de declaración de Bien de Interés Cultural (máxima figura de protección en el ámbito de Patrimonio Histórico Artístico) para el pazo.

Parte de la polémica se reavivó cuando Carmen Franco Polo, hija del caudillo y actual propietaria del inmueble, se negó a abrir el pazo a los técnicos de la Xunta para que estos procediesen a inspeccionar y fotografiar su propiedad para así determinar su estado de conservación actual (estado que, se sabe, es bueno). El Tribunal Superior de Xustiza falló a favor de la administración autonómica puesto que, según la ley 8/1995 de Patrimonio Cultural de Galicia, los propietarios de los bienes susceptibles de obtener la declaración de B.I.C. deben favorecer las labores necesarias para la elaboración del informe.

Como el asunto es algo complejo, lo mejor será presentar la historia del pazo, la verdadera reivindicación de la Comisión para la Memoria Histórica y el auténtico calado de las medidas tomadas por la Xunta.

El pazo de Meirás se levantó en 1893 sobre las ruinas de una antigua fortificación propiedad de la familia Patiño, originaria de Bergondo, que había sido destruída en 1809 durante la Guerra de Independencia. La arruinada fortaleza fue heredada por la escritora gallega Emilia Pardo Bazán quien impulsó el nuevo edificio, que pasaría a ser su habitual residencia estival. En la torre que ella llamaba "de la Quimera" tenía su biblioteca y lugar de trabajo, y su casa era también lugar de reunión de literatos, como Miguel de Unamuno. Uno de los elementos de la antigua fortaleza que no se demolió fue la capilla, en la cual la escritora contrajo matrimonio, y que fue incorporada al nuevo edificio. Tras la muerte de Pardo Bazán (1921), Meirás pasó a ser propiedad de su hijo Jaime. Al fallecer éste en 1936, la propiedad quedó en manos de su viuda y de su hija cuya intención era donar la propiedad a la Compañía de Jesús para que la empleasen como noviciado. Las condiciones impuestas por las propietarias hicieron que los jesuitas rechazasen la oferta y, ante tal negativa, las autoridades locales pusieron en marcha una iniciativa para recaudar fondos a fin de comprar el pazo, acondicionarlo y regalárselo a Francisco Franco como residencia de verano. La "Junta Provincial Pro Pazo del Caudillo", que dirigía la operación, estaba encabezada por el Gobernador Civil Julio Muñoz Aguilar y por el banquero Pedro Barrié de la Maza; con ellos colaboraron los alcaldes coruñeses Fernando Álvarez de Sotomayor y Alfonso Molina, entre otras personalidades de la zona.
Al pazo se añadió una extensión de terreno que duplicaba el tamaño de la propiedad original, expropiando y obligando a los vecinos a mal vender sus tierras, según afirman algunas fuentes. Se dice que parte del capital para la compra fue descontado de las nóminas de los funcionarios del Ayuntamiento de La Coruña y de la Diputación Provincial, y también fueron puestos a la venta bonos de aportación voluntaria.
En mayo de 1938 la donación del pazo al caudillo se hizo efectiva, aunque la recepción oficial de la obra no se celebró hasta diciembre del mismo año.
Aprovechándose del amparo de la Ley de la Memoria Histórica y de la reavivación de los fantasmas del franquismo, la citada Comisión... y la corporación municipal de Sada (gobernada por el BNG) se han embarcado en una lucha por la expropiación (pues este es el verdadero objetivo) del pazo de Meirás a la familia Franco. Se habla de la devolución de la dignidad al pueblo gallego y se esgrimen otros argumentos tan vacíos como el anterior para enmascarar el verdadero propósito de esta gente es tocarle las narices a la citada familia. La restitución de los terrenos expropiados o comprados por la fuerza a sus antiguos propietarios (que supongo es lo más parecido a devolverle la dignidad a la gente) parece poco menos que inviable, dadas las modificaciones sufridas por las mismas. Tampoco parece muy lógico que las administraciones involucradas en la compra del pazo ingresen a sus antiguos trabajadores o a sus familias la cantidad en su momento sustraída de sus sueldos, con lo cual cualquier maniobra de tipo restitutivo está valdía.
¿Qué han logrado sin embargo con su iniciativa? Que la Consellería de Cultura de la Xunta inicie, casi como único recurso, la tramitación de la declaración de Bien de Interés Cultural para el pazo. ¿Qué implicaría la declaración de B.I.C.? Pues más bien poca cosa para lo que son las reivindicaciones de esta gente. Para comenzar la familia se vería obligada a abrir la propiedad cuatro días al mes para consentir su visita. Esta medida es una de las más incumplidas por los propietarios de Bienes de Interés Cultural y, en casos como el Pazo de Oca, la visita se limita a sus extraordinarios jardines, pero no a la totalidad del complejo; algo que también podría hacer la familia Franco. La declaración de B.I.C. implica también la conservación del edificio (cosa que ya se da) y el inconveniente de que para cualquier obra o reforma en el mismo esta, además de contar con su correspondente licencia de obra, deberá contar con el visto bueno de la Consellería de Cultura. ¿Y las posibilidades de expropiación? Las posibilidades de expropiación forzosa se limitan a aquellos casos en los cuales se incumplen las obligaciones de protección y conservación; algo que, a pesar de que en Galicia se conocen algunos casos en los cuales se podría proceder a la expropiación, rarísimas veces se ha llevado a cabo.
Sin embargo (y aquí llega la parte realmente divertida) la declaración del pazo como B.I.C. no sólo será engorrosa para la familia Franco sino también para todos aquellos vecinos de la zona. Los edificios como el Pazo de Meirás una vez declarados B.I.C. adquieren la categoría de Monumentos y, como bienes inmuebles se debe delimitar para ellos un "entorno" que goza de la misma protección del bien. Si las cosas se hacen con rigor, el entorno no se limitará al cierre del pazo, sino que afectará (como ya está afectando) a las propiedades colindantes como parte de su contexto paisajístico, de manera que no podrán ocultar la visión del monumento ni distorsionar exageradamente el ambiente en el cual se ubica.
La tramitación de la declaración de B.I.C. tiene un plazo de 20 meses desde la incoación del expediente y en este tiempo tanto el bien como su entorno gozan ya de los "provilegios" propios de un Bien de Interés Cultural. Actualmente, las licencias de obras concedidas a los vecinos próximos al pazo se han paralizado afectando, incluso, las obras de una urbanización en construcción. Abierto recientemente el plazo de información pública, los vecinos que ven la que se les puede venir encima ya han comenzado a protestar ante el ayuntamiento de Sada que se defiende argumentando que ellos son meros mensajeros del gobierno autonómico y que no son responsables de las medidas a aplicar. Lo que no hacen es dar la cara como promotores de la "genial" iniciativa antifranquista. El ayuntamiento también se defiende diciendo que ellos seguirán concediendo licencias como hasta el momento, y prometen que aquellas obras que ya han sido licitadas saldrán adelante; lo que no añaden es: si la Consellería de Cultura lo estima oportuno...
La Ley gallega de Patrimonio Cultural, bastante más avanzada y compleja que la ley estatal, es un excelente medio para la protección de aquellos elementos materiales e inmateriales, muebles e inmuebles que conforman las principales aportaciones gallegas al patrimonio cultural español y universal. Es tan buena para el patrimonio como pesada para el propietario y la comunidad vinculada al bien, por eso no debe ser empleada como jueguete político ni como venganza contra un vecino indeseable. Veremos en que termina el circo de Meirás. Por mi parte, creo que si hay algo que de valor histórico-artístico al pazo es su vinculación con Pardo Bazán pues sus méritos arquitectónicos son más bien escasos. Ahora toca a la Xunta decidir y a los vecinos juzgar a sus políticos.