lunes, 23 de junio de 2008

Ya no soy joven...


Ayer (bueno, la fecha es de hoy pero yo todavía no me había ido a dormir) cantaba las bonanzas de la Fiesta de San Juan y decía que es, ante todo, una fiesta para jóvenes. Pues bien, hoy he descubierto que yo ya no soy joven. A pesar de que mañana tengo que levantarme como todos los días y trabajar mi plan era bajar hasta no muy tarde y disfrutar del ambiente de la ciudad. Pero me engañaba a mí misma...

Para empezar no estoy en Coruña, estoy en Santiago y la cosa ya no es igual. No obstante, fiesta es fiesta y no quita que uno pueda pasar un buen rato. Lo que ya me ha cambiado el humor, el ánimo y las ganas fue comprobar (con verdadero espanto) que me han plantado una hoguera en la plazuela que hay delante de casa, con todo lo que ello implica (ya lo he padecido en una ocasión): el olor a humo de la casa (del portal a las viviendas) no se va en varios días, los vecinos apestamos como chorizos ahumados a pesar de ducharnos compulsivamente, la gente no abandona la plaza hasta las mil y monas de la noche y, como los que lo organizan todos son enxebres (rústicos) tocan música de bombo (en la foto a los pies del chico con camiseta verde) y gaita hasta dejarse, literalmente, la piel.
He trazado una estrategia anti-humo pero ya no tengo ni fe en que sea efectiva...

Conclusiones: ¡seré un despojo humano hasta finales de semana! Oleré mal, no podré dormir y este tipo de preocupaciones me demuestran que ya no soy tan joven...

4 comentarios:

liberand dijo...

Quien volviera a ser estudiante y poder disfrutar de tus tres largos meses de verano...

Matritensis dijo...

Eso tiene solución, un par de cubos de agua desde la ventana y se acabó el olor a humo, claro que igual a los de la fiesta no les hace mucha gracia.

Aquí en Madrid poca fiesta, poca tradición sanjuanera y además una tormenta impresionante con un diluvio apagó los calores.

¿Estás en Santiago? yo voy todos los años, a ver si un día quedamos y nos tomamos unos vinos.

Paula dijo...

Liberand: ya te digo!! aunque aquí San Juan siempre coincidió con época de examenes en la Universidad y al final es una fiesta para canallas (je, je,je).

Matritensis: cuando llevaba dos horas en cama escuchando las dichosas gaitas lo pensé; pensé en agua sola, en agua con lejía, le sugerí a mi compañero de piso que si en algún momento tenía ganas de ir al baño se ahorrase el paseo y aprovechase su estupenda ventana. De verdad, fue desesperante. Sin embargo pensé: si esta panda de borrachos localizan la casa son capaces de quemarnos vivos... Así que aparqué mis tentaciones.

Lo peor de todo es que el ayuntamiento (y en concreto una concejalía del BNG) fue quien consintió a este grupo pseudocultural hacer la hoguera en el Casco histórico cuando las restantes asociaciones de vecinos lo tienen terminantemente prohibido. Es decir: políticos de por medio. La señora de la tienda de ropa de enfrente lleva toda la mañana limpiando el exterior de la tienda, que es de piedra. Un desastre!

Si vienes por Santiago dímelo que nos vemos. Y si venís por Coruña también, que yo ando a caballo entre las dos ciudades.

Saludos y gracias por intervenir!!

yosoyhayek dijo...

Que trastos son!, jejeje