jueves, 23 de octubre de 2008

Maldito duende... rom-po-pom-pom


Parece ser que llega una edad en la que el ser humano decide pasar de todo (y cuando digo todo me refiero a TODO) y ponerse el mundo por montera.

Esta actitud es especialmente evidente en aquellas personas que tienen una notoria vida pública y que, de vez en cuando, se descuelgan con una actitud tan impropia de ellos como desconcertante. El último en subirse al carro es alguien que, en realidad, lleva en él bastante tiempo y todavía no se ha decidido a bajar; me refiero al incombustible, enteléquico, espasmódico y navideño Raphael.

Ante una nueva efemérides musical (creo que 40 años en la música -yo ya he perdido la cuenta) Raphael ha decidido, una vez más, reinventarse a sí mismo sin perder un ápice de su esencia musical. Para ello, ha contado con algunos amigos, como Joaquín Sabina (ese ser tan afín a él), y versionear algunos clásicos de la música española. Yo he tenido la ocasión de escuchar (estupor seguido de escalofrío) su versión de Maldito duende, de Héroes del Silencio. El resultado es inefable: Raphael haciendo gala de chorro de voz y entonando cuan Enrique Bumbury He oído que la noche... uo uo uo ooooo, en un particular intento de imitación del zaragozano.

Los tertulianos del programa radiofónico en cuestión enmudecieron ante tamaña muestra de pastice musical y cuando el locutor les decía: "no es Bumbury, ¿sabéis quién es?" Ellos solamente respondían, casi sollozantes:"sí...mmmm... nos hemos dado cuenta".

Tal demostración no es sino síntoma de que Raphael no es el único que se ha puesto el mundo por montera y ha decidido que qué más dan ciento que cincuenta y que la vida está para disfrutarla y no tomársela como algo verdaderamente trascendente. Así que, entre meditación, filosofía oriental y gira promocional del nuevo disco, Bumbury decidió que lo que quería era reírse un rato y hacer feliz, en este caso, a su amigo Raphael. Pues nada Rapha, suerte con el nuevo disco!!

8 comentarios:

Didac Valmón dijo...

Jooooo qué destrozooooo dios bendito. Por oírlo he buscado en google el asunto y los pelos se me han caído como escarpias Dios Bendito, es como cuando el príncipe gitano canto lo de Elvis

Paula dijo...

Sí..., es algo así. Sólo que con el príncipe gitano todavía te reías porque lo único que realmente era identificable como inglés era el famoso: in the ghetooooo.
Lo de Raphael es un asesinato...

En fin: cosas veredes!

liberand dijo...

Dios!! el vídeo es supercutre. Hay cosas que solo se pueden permitir los genios como Raphael, pero reconozcamos que esto roza lo esperpéntico. jaja.

Matritensis dijo...

Bueno, en cualquier caso tiene una carrera que no tiene que demostrar nada a nadie, así que se puede permitir estos excesos ;)

Olé por él

Besos

Paula dijo...

Es parte del personaje. Otra vuelta de tuerca más.
Pero teneis todos razón: pone los pelos como escarpias, es esperpéntico y, hoy por hoy, se lo puede permitir!

Un besazo chicos!

Miguel dijo...

Seguro que en las próximas Navidades le veremos, un año más, en televisión dejándonos alguna de sus perlas.

Nos vemos

Paula dijo...

Pues estando su nuevo disco en ciernes (y teniendo en cuenta que cada año tiene menos competencia) seguro, seguro!!

Anonimus Prime dijo...

Raphael es un anacronismo, hijo de una época donde en las artes se confundía la "personalidad" con la "competencia".

El infierno está lleno de músicos aficionados, que diría Shaw.

Anonimus Prime