sábado, 1 de noviembre de 2008

Nacionalismo publicista


Ya han sacado a la luz el nuevo anuncio de la cadena gallega de supermercados Gadis, tercero (si no he contado mal) de la serie "Vivamos como galegos". El primero tenía su gracia, recuperando los tópicos de la tierra y con un final imitando la arenga de Brave Heart. El segundo era más de lo mismo y este último es un perfecto absurdo.

Si en los anteriores había un cierto tufo que pasaba del regionalismo en dirección al nacionalismo en este último ya no hay ninguna duda de los tintes nacionalistas (ranciotes, por cierto) del asunto. ¿En qué se perciben? Fundamentalmente en la "llorada" del principio que viene siendo un: cuando llegué a Nueva York flipé por colores y pensé que todo lo mío (lo gallego) era una mierda... hasta que me mandaron esto (vídeo del primer anuncio de la citada cadena de supermercados). Entonces el protagonista se vuelve loco y crea una "revolución" gallega en la Gran Manzana. Esta parte es, para mí gusto, la divertida por lo pintoresco y absurdo de la situación. La primera parte, sin embargo, es un insulto a la inteligencia del personal, como casi todas las iniciativas que se toman desde el nacionalismo gallego. Un nacionalismo que es incapaz de quitarse el lastre del complejo de inferioridad que pretenden atribuirnos a todos los que somos o nos sentimos gallegos. Lo siento señores nacionalistas y señores publicistas de Gadis, muchos gallegos no somos esa subespecie garrula, llorona y estúpida incapaz de apreciar los ajeno sin menospreciar lo propio. El día que alcancen entender este tipo de posicionamientos tal vez tengamos un nacionalismo, o como se le quiera llamar, digno de ser tenido en consideración. Hasta entonces: ¡vivamos como galegos!

6 comentarios:

David Alonso dijo...

No podría estar más de acuerdo con la explotación del gallego acomplejado y su uso estereotipado. Desde luego que los nazionalistas pueden identificarse con los complejos, yo desde luego así les identifico.

Didac Valmón dijo...

Cualquier nacionalismo tiende al estereotipo, pero este se pasa no?
No entiendo el nacionalismo de ningún tipo, pero este me parece peor aún...demasiado lloroso o como decís por alli con demasiada saudade...

Paula dijo...

Sí Didac, tienes toda la razón... De todos modos la saudade es otra cosa, es una tristeza melancólica. Lo de esta gente es una autocompasión desmedida e infundada que, aún encima, llevan por bandera. Penoso!

Saludos!

Matritensis dijo...

Pues yo no lo veo así, me parece que tiene su gracia pero no le veo el tinte nacionalista.
Igual es que mis parientes gallegos, alguno nacionalista, me han inmunizado y ya veo normal hasta la cosa más rara :P
buena semana ;)

Paula dijo...

Matri: la parte que asocio al nacionalismo es la primera, puesto que asume un discurso que han tomado los nacionalistas desde el siglo XIX, cuando su musa, Rosalía de Castro, ya soltó la perla de "pobreciños os galegos, cando van van como rosas, cando ven ven como negros". Y el nacionalismo sigue bebiendo de la primera frase: "probreciños os galegos...", y un montón de complejos asumidos.

Por lo demás, sí, el anuncio tiene mucha coña (lo mejor: supergaiteiro que si no fuera porque la gaita es insufrible después de 10 minutos lo quería yo pa´mí!)

Un abrazo!

Rosemy dijo...

Pois a min o anuncio, gústame bastante, será polo gaiteiro..Bicos