lunes, 8 de diciembre de 2008

Artistas navideños

(Imagen tomada de ADN)


Uno de los tópicos de la Navidad es que todo el mundo debe ser más bueno con su prójimo, estar encantado con las fiestas y las luces y, sobre todo, ser feliz. Odiar la Navidad o pasarlo mal durante las fiestas es algo que todavía no acaba de estar bien visto (Coca-Cola y Frak Capra con su Que bello es vivir tienen bastate culpa de ello).

Hoy, sin embargo, quiero hacer un pequeño homenaje a dos personajes que han aparecido en las céntricas calles de Coruña para arrancarnos una sonrisa (entre tierna y socarrona) a los viandantes. Se trata de dos hombres, ya entrados en años, armados uno con una guitarra española y su partener con gorro de lana y unas castañuelas típicas de la música tradicional gallega. Lo rocambolesco del asunto es que no actúan en directo sino que "su arte" sale de un amplificador: el hombre de la guitarra sentado, inmutable, parece parte del atrezzo mientras el segundo en pie, saleroso, arranca a las castañuelas (taca-taca-taca-taca) las única música en directo. Podría concedérseles el beneficio de la duda (la música es un acompañamiento, la voz enlatada es la del interfecto) pero es imposible. Por el altavoz: arte torero mediante (chinda-chinda-chinda) quien canta los villancicos no es otro que Manolo Escobar. Nuestros artistas callejeros no entienden de disimulo, su play-back es tan franco, tan evidente, que el resultado ante tal esperpento no es sino la hilaridad. Y con estos ingredientes los nerviosos transeúntes, agobiados por el gentío o por el regalo que no acaba de aparecer no pueden sino esbozar una divertida y franca sonrisa; más que sufiente para que nuestros amigos se ganen el aguinaldo.

7 comentarios:

Didac Valmon dijo...

me encanta, me ha gustado esto que cuentas!!! qué majos los dos personajes

Jésvel dijo...

Alegría, alegría, alegría, que el arte es así y hay quien lo lo disimula.

Matritensis dijo...

Pues me cuesta imaginarme la escena.
Esto te lo encuentras con unas copas y acabas pensando que lo has soñado o bien te unes al show

Chispita dijo...

¡Que majos los señores! Pero han de tener cuidado, no vaya a ser que vayan unos espias de la SGAE y les quiten toda la recaudación.

Paula dijo...

Didac: sí, realmente la escena es muy simpática.

Jésvel: efectivamente hay mucho impostor en el arte contemporáneo... (entendiendo arte en el más amplio sentido de la palabra e incluyendo según y qué fenómenos musicales).

Matri: casi seguro que si los ves te unes a ellos ;P

Chispi: mensaje para la SGAE: NI OS ATREVAIS A TOCARLOS!!!

Gracias a todos por comentar!

David Alonso dijo...

Me encanta el cambio de look del blog,

Paula dijo...

Lo acabo de modificar otra vez XS

Todavía mejor ahora, lo veo... más maduro.

Thanks!