jueves, 11 de diciembre de 2008

Paco Leiro X 2




Desde hoy (11 de diciembre) el escultor gallego Paco Leiro está por duplicado en Santiago de Compostela: la sede de la Fundación Caixa Galicia y la Galería SCQ comparten temática y artista durante las fiestas navideñas.

Mientras la exposición de la Galería SCQ tendrá lugar entre el 11 de diciembre de 2008 y el 16 de enero de 2009 mientras que la instalación de la Fundación Caixa Galicia tiene una vocación permanente. Fue inaugurada el 7 de octubre de 2008 y está compuesta por algunas de las piezas de este artista que han sido adquiridas por la Fundación: el monumental grupo de 5 Recolectoras (de fuel), creado tras la catástrofe del Prestige, y otras cuatro figuras componen la instalación que permite un recorrido por la trayectoria artística de Leiro, si bien haciendo hincapié en su vertiente "más humana" y dejando de lado su producción de seres híbridos o monstruosos (las obras Muda o Cacho o Sileno trasportado por tres sátiros, también propiedad de la Fundación, se han quedado fuera).

Por su parte la Galería SCQ presenta hoy una generosa amalgama de obras seleccionadas por el escultor entre las que destacan la serie Don Quixote, que se acompaña por un grupo de Acólitos. Entre las piezas más monumentales se encuentran Londres 2012, en la que Leiro desmitifica el deporte, y Amarela na eira y una composición formada por cuatro cabezas decapitadas titulada Benito Soto y sus compañeros.
Esta exposición demuestra que Leiro sigue conservando su vocación humanista, reiterando su interés por el hombre en todas sus facetas: la fantástica, la sobredimensionada, la excéntrica, la paranoide, la matérica, la poética... pues sus obras raras veces se detienen en el ser. También que sigue siendo fiel a su escultura y a su material fetiche: la madera. Una madera que, incluso policromada, muestra tal cual es dejando ver sus vetas, sus imperfecciones y también sus cualidades. La madera queda en ocasiones arañada, detenida en el proceso, en otras la madera, todavía verde, continúa su proceso más allá de la última intervención del artista, o puede ser rematada con celo. La vida de este artista, que se reparte entre Madrid, Nueva York y su Cambados natal queda también reflejada en su obra que por momentos es universal y por momentos profundamente gallega; como gallego es el espíritu que mueve a este artista, no solo (o no tanto) en sus temas como en el fino humor, la ironía y el cariño con que los aborda.
Las exposiciones de Santiago son una oportunidad para recrearse y reflexionar sobre la propuestas de este artista.

4 comentarios:

Didac Valmon dijo...

Tiene buena pinta, tengo ganas de que empiecen a inaugurar aves para pder moverme mejor por estas cosas.
No deja de sorprenderme que una ciudad relativamente pequeña como Santiago tenga una fantástica vida cultural me encanta

Paula dijo...

Bueno, si conoces el contexto no es tan raro. Desde que se creó la autonomía y Santiago fue elegida como capital de Galicia los políticos han hecho un esfuerzo enorme por dinamizar la ciudad (que es la que recibe más dinero de la Xunta con bastante diferencia). Su intención era hacer de Santiago la gran ciudad de Galicia... pero no han acabado de conseguirlo puesto que la industria y el comercio siguen pasando por manos de Vigo y Coruña estando Santiago muy lejos del volumen de ambas ciudades.
¿Qué es Santiago? La principal fuente de ingresos a partir del turismo.

Con todo, la vida cultural nace, por un lado, de la vida universitaria de la ciudad y, por otro, por la vertiente institucional de la ciudad (de ahí que las principales fundaciones expongan en Santiago).
No obstante, su vínculo con la Universidad es fundamental, hasta el punto de que hasta hace unos años la oferta cultural en verano era mínima.

Lo bueno es que el dinamismo cultural de Santiago se está contagiando a otras ciudades de Galicia. Yo aquí hablo de Coruña y Santiago pero Vigo, Pontevedra y, un poco menos pero cada vez más, Lugo y Orense también tienen ofertas de ocio muy interesantes.

De todos modos: a ver si llega ese AVE!!!!
;D

Matritensis dijo...

Lo malo de Santiago es que cada año es más cara y que los años santos se han convertido en un parque de atracciones. es lo que no me gusta de Santiago, pero el dinero es el dinero, ¡qué le vamos hacer!

Paula dijo...

Joer si es cara! Si el café en algunos sitios se paga como en Madrid y los menús están más o menos al mismo precio!!! Y claro: ofertas, oportunidades y ambiente el mismo también... para que luego digan los de aquí!

En Santiago los estudiantes somos capitalistas XXXDDD

Hay que irse a Malta: allí comen dos personas en el chirinquito por 2´50! Eso sí que es vida...