domingo, 2 de agosto de 2009

Coruña de fiestas.9

Ayer comenzaron, oficialmente, las fiestas estivales coruñesas.
El pregón de nuestro conciudadano, el monologuista Luis Piedrahita, supuso el pistoletazo de salida para que los coruñeses (y no coruñeses) comenzasen a disfrutar del mes más lúdico en la ciudad, con concierto gratuito de Pitingo en la Plaza de María Pita.



Antes, durante y después del pregón y del citado concierto, las calles más céntricas de la ciudad eran un herbidero de gente que, aprovechando el paso de las nubes de lluvia y la buena tarde resultante, se echaron a la calle para crear ambiente de fiesta.

Este año, el cartel de las fiestas es obra del artista Peteiro (que también realizó el de la Feria Franca de Betanzos) y, como podeis ver en el PROGRAMA no falta oferta de actividades.Ya comenzaron la Feria del Libro y la de Artesanía, distintas plazas de la ciudad acojerán conciertos gratuitos, el lunes comenzará el Encuentro de Habaneras, habrá toros, teatro, coches antiguos, Salón del Cómic y el Noroeste Pop-Rock, que este año ha suscitado una gran polémica por la calidad del cartel y por incluir en él la actuación del Consorcio y de Raphael (que sin duda estarían mejor actuando en el escenario de María Pita y no en la playa, ya que el espíritu del "NW Pop-Rock" es otro...). En definitiva, un "no parar" hasta final de mes.




Imagen de la playa de Riazor durante el "NW Pop-Rock"

Con todo, ya sirvieron como prolegómeno la Feria de las Maravillas (nombre de la feria medieval-anual de Coruña), que tuvo lugar la semana pasada, y el certamen de Casas Regionales, que han acampado esta semana -como es tradicional- en los Jardines de Méndez Núñez. Además, la tarde de ayer tuvo lugar la, también clásica, recreación de la Batalla de Elviña; como siempre, en los alrededores de la Torre de Hércules (el campo de batalla original no está en condiciones de albergar tal evento)y con actos por el centro de la ciudad desde la mañana (tuve la ocasión de ver desfilar a los combatientes por los Cantones, con el consiguientes caos de tráfico!.



Ahora sólo queda participar y divertirse!

domingo, 12 de julio de 2009

John Adams en La Coruña


El 13 de noviembre de 1779 John Adams partió del puerto de Boston en la fragata francesa Sensible con destino a Francia. Lo hacía en calidad de ministro plenipotenciario de los Estados Unidos en Europa y con la delicada misión de negociar un tratado de paz y otro de comercio con Inglaterra, así como la independencia de las colonias norteamericanas. En su viaje, lo acompañaban sus hijos, John Quincy, de doce años, y Charlie, de nueve, en una experiencia pensada como parte de su formación.

El 5 de diciembre se abrió una vía de agua en la fragata cuando ésta se hallaba a "unas cien leguas de A Coruña o de Ferrol". Dos días más tarde, avistaron la costa gallega y pusieron rumbo a Ferrol donde debían reparar la nave antes de continuar su viaje. Aquí Adams pudo mantener contacto tanto con militares españoles como franceses, pues había barcos de guerra franceses en la ciudad. Las impresiones de John Adams las conocemos gracias a las cartas que le envió a su esposa Abigail así como a sus Papeles y su Diario, en los cuales registró sus actividades diarias así como aquellas novedades que más llamaron su atención. Adams y su comitiva pararon en Ferrol entre el 8 y el 15 de diciembre, hospedándose en la fonda de Pepota Betoneca, en la calle de la Magdalena. De esta estancia resaltó el chocolate a la española "que responde a la fama que tiene en el mundo entero", su asistencia a una representación de ópera italiana, que calificó como "un entretenimiento aburrido", ya que no entendía la lengua italiana, o las diferencias entre los oficiales españoles y los franceses: "la gravedad y el silencio distingue a los españoles; la alegría, vivacidad y locuacidad a los franceses".


De Ferrol señaló lo siguiente: "Ayer anduve por la ciudad; pero no hay nada que ver, salvo las iglesias, los arsenales, los diques secos, las fortificaciones de la plaza y los barcos de guerra en el puerto". No obstante a la iglesia de San Julián la califica de "magnífica", señalando que la piedra de los edificios "es tan buena como la de South Common de Baintree", su localidad natal. Asimismo le llama la atención el emplazamiento de la plaza, bien defendida a nivel naval pero muy vulnerable ante un ataque terrestre, por estar rodeada de montañas. También habla de las autoridades de la ciudad y de su administración, así como de los contactos militares que establece con los franceses fondeados en la ciudad y con las autoridades españolas.


La avería del Sensible resultó ser más grave de lo pensado en un primer momento, lo cual obligó a Adams y su comitiva a continuar el viaje hasta Francia por tierra. Ello les obligaba a continuar el viaje en mulas aunque el futuro presidente se comprometió a buscar un carruaje para los miembros más jóvenes de la expedición. Para éstos compró también un diccionario de español y una gramática, de manera que John Quincy y Charlie Adams se entretuvieran aprendiendo la lengua del país, por lo visto con bastante éxito.

El 15 de diciembre emprendieron viaje a La Coruña; salieron a las cinco de la mañana: cruzaron la bahía de Ferrol en barco y luego tomaron unas caballerías. Comieron en Ponte do Porco y llegaron a Coruña a las siete de la tarde, donde un oficial español, que hablaba inglés, mantuvo abierta la puerta de la ciudad para ellos y los condujo a la fonda donde tenían pensado hospedarse. Sobre su hospedaje en La Coruña comentó: "lleva el pomposo título, en francés, de Hotel du Grand Amiral, regentado por gentes que hablan francés". Tras tratar con las autoridades de la ciudad, que le brindaron una sincera acogida, una de las visitas que realizó mientras se preparaba su viaje hasta el País Vasco, fue a la Torre de Hércules, que él denominó como Torre del Hierro y de la que da una descripción: "es un monumento muy antiguo. Estaba destinado a Faro, porque desde él se domina un gran panorama del mar. Se ven todos los barcos que vienen del este y del oeste. Antes tenía una magnífica escalinata, que subía en espiral desde el suelo hasta la altura máxima, y se dice que una vez un general subió a caballo hasta lo más alto, o quizás lo hizo en coche. Pero las escaleras han desaparecido y las piedras sirivieron para pavimentar La Coruña. El mortero que une a las piedras, es tan duro como las mismas piedras, y parece que hay en su composición una gran cantidad de piedra".

Como había hecho con Ferrol, Adams describe la organización administrativa de la ciudad, resaltando la presencia del Capitán General, que entonces era Pedro Martín Cermeño, y de la Audiencia, uno de los lugares que, como abogado, más interés despertó en el futuro presidente y de la cual dijo: "Tiene tres salas, una de lo civil, otra de lo criminal y otra mixta. Los jueces más jóvenes son de lo criminal". El cónsul francés le presentó al Presidente de la Audiencia, a los otros magistrados y al Fiscal general.

Datos curiosos y que dan buena cuenta del sentir anticlerical de los ilustrados son los que se desprenden del comentario a su visita al convento de los franciscanos: "visité con el cónsul francés francés un convento de franciscanos. Anduvimos por la iglesia, los claustros y las celdas. El cónsul me dijo que éstas son las celdas de los celos, el odio, la envidia, la venganza, la intriga, la malicia, etc. Hay más intriga en un capítulo de monjes por la elección de un prior de la que se empleó para producir la revolución entera de la América del Norte. Un fraile no tiene relaciones ni afectos que suavicen sus pasiones, sino que es dejado completamente a sus ambiciones. Las frases inscritas en la entrada de las celdas en verso latino era ingeniosas y con buenas moralejas".

Adams también se preocupó por la grastronomía, que fue de su gusto, por el comercio de la ciudad -citando la llegada del barco correo de la Habana, pero sin darle mayor importancia- o el método de recaudar impuestos. No había carruajes en la ciudad, de manera que el representante de las colonias americanas en La Coruña, Michael Lagoenere, contrató todo el transporte de la comitiva de Adams a Ramón Sanz, en la ciudad de Santiago. Finalmente, el 26 de diciembre dejaron la ciudad por la nueva carretera que unía la ciudad con Madrid.



miércoles, 8 de julio de 2009

Feria Franca Medieval de Betanzos

Fragmento del cartel de la Feria Franca 2009 obra de Jorge Peteiro
(imagen tomada del blog Hello Galicia)


Si la semana pasada fue la zona vieja de Santiago la que viajó en el tiempo hasta el medievo, este fin de semana es el turno de la feria medieval más emblemática de Galicia: la "Feria Franca Medieval de Betanzos (dos Cavaleiros)".




Los días 10-11 y 12 de julio Betanzos volverá a llenar sus calles más emblemáticas de paja, tenderetes, fachos ardientes y colgaduras de colores con el fin de crear un marco único para los 125 puestos de artesanía, gastronomía, especias y otros entretenimientos que llenarán la ciudad.


Estos días serán un "no parar" para los betanceiros, que se verán invadidos por miles de vecinos de los aledaños -de Coruña a Ferrol- que atestarán sus calles hasta el punto de hacer que, en ocasiones, la fiesta sea de difícil disfrute (calles abarrotadas de gente por donde es imposible caminar, difícil comprar algún recuerdo, una odisea comer...). Servidumbres del éxito de esta veterana feria.




Entre otros actos, que no pude consultar porque el pdf. colgado en la página del ayuntamiento está dañado, se recuperará la Cena medieval, que tendrá lugar el viernes 10 a las 22:30 horas en el antiguo Matadero Municipal, que inaugura de este modo su reciente renovación. Condición imprescindible para asistir a la cena: ir vestido de época.




Este año el cartel de la Feria es obra del artista Jorge Peteiro, cuyas obras, siempre presentes en el arco atlántico lo hacen profeta en su tierra. El que haya sido él el elegido para realizar el cartel (¡que lamentablemente no he conseguido entero!) es buena muestra de ello.




Tras las Feria Franca de Betanzos, y la ya concluida de Santiago, otras ciudades gallegas pasarán por un evento semejante. La Coruña tendrá la suya la última semana de julio así que ya iremos informando puntualmente.

sábado, 27 de junio de 2009

CONSEGUIDO... Coruña de fiesta!


Efectivamente, las bombas que oía desde mi casa mientras preparaba el anterior post eran para festejar la inclusión de la Torre de Hércules en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. Tras dos horas de deliberación el comité internacional reunido en Sevilla dijo: sí!


Tras la fiesta de San Juan, de gran tradición en la ciudad, y con quema de la Torre incluída como otro gesto en apoyo a la candidatura, cerramos la semana con esta nueva celebración. Esperemos que la tormenta que descargará en breve no agüe demasiado la fiesta y, por la noche, podamos disfrutar de la actuación del Joven Ballet Attitude de la coruñesa afincada en Madrid Natalia Nieto. Será a partir de las 11 horas en los Jardines de Méndez Núñez.

HOY ES EL DÍA


En este momento, en la ciudad de Sevilla, se está decidiendo si la Torre de Hércules pasará desde hoy a contar con la categoría de Patrimonio de la Humanidad. Desde hace varios meses la ciudad está inmersa en toda una serie de actos de apoyo a la candidatura y, desde Ventanas de Marineda, esperamos que su esfuerzo se vea ampliamente recompensado.



(Abrazos a la Torre de Hércules por parte de ciudadanos de todo el mundo)



Son muchos los motivos por los cuales la Torre de Hércules, símbolo indiscutible de la ciudad herculina, debería pasar a engrosar la lista de monumentos Patrimonio de la Humanidad; aquí exponemos algunos:



- Se trata de un edificio excepcional: el faro más antiguo del mundo en funcionamiento



- Por otro lado es una obra única que conserva su corazón romano, en la estructura interior y un revestimiento neoclásico, resultado de una labor ingente de reflexión y documentación por parte de uno de los principales polígrafos españoles: Cornide Saavedra y del arquitecto italiano Giannini.



- La labor de ambos es un ejemplo pionero de restauración de edificios; un siglo antes de que Viollet-le-Duc acometiera sus muchas actuaciones de restauración del patrimonio francés con la catedral de Notre Dame y Carcassone a la cabeza. El actual aspecto de la Torre resume parte de la historia del faro, con las franjas helicoidales que recuerdan la rampa de acceso medieval y la apertura de los vanos antiguos, que se combina con falsas ventanas ciegas.



- Su estado de conservación es excepcional y no cuenta con potenciales agresiones.



- Durante el acceso se puede ver la zona excavada de los cimientos, con lo cual cuenta con una pequeña área arqueológica



- Cuenta con el pleno apoyo de las autoridades públicas y de la ciudadanía, que está deseando compartir "su" Torre con el resto de la humanidad.






Esperemos que hoy, 27 de junio de 2009 ese deseo se haga realidad.




(Oigo bombas en la plaza de María Pita, esperemos que este post ya esté llegando tarde...)

sábado, 14 de marzo de 2009

De los libros prohibidos


Hace ya tiempo, prometí desde esta ventana que dedicaría un post a hablar del Index Librorum Prohibitorum, la guía de libros prohibidos de la Iglesia que hoy en día vuelve a estar de actualidad después de que el Opus Dei diera a conocer un listado semejante adaptado a nuestros tiempos.


La idea de elaborar una lista de libros prohibidos surgió en 1515, en el XV Concilio Lateranense y fue confirmada en 1549, en el Concilio de Trento. Su finalidad era la facilitar a los censores encargados de controlar la estampación de libros un listado de títulos y autores. Durante el papado de Pablo IV se publicó el primer Índice (1557), que tuvo hasta 42 reediciones que iban incrementando y modernizando la lista. Su 32 edición, publicada en 1948 contaba con 4.000 títulos. El Index recopila lo más granado del saber filosófico y cultural europeo del siglo XVI al XX, aunando a los responsables de las ideas y textos que han ido modelado las mentalidades en occidente: Erasmo, Machiavello, Descartes, Spinoza, Milton, Hobbes, Malebranche, Hume, Locke, Kant, Voltaire, Montesquieu, Rousseau, Diderot, Stael, Balzac, Victor Hugo, Flaubert, Zola, D´Anunzio, Sartre... Afortunadamente, la mano censora de la Iglesia no era tan larga y eficaz como para que esta cultura quedase relegada al olvido, destinada a no pasar del papel manuscrito y encerrada en armarios creados ad hoc en las bibliotecas de catedrales, monasterios y conventos.


El Índice fue suprimido en 1666, tras el Concilio Vaticano II, y pasó a formar parte del pasado de la Iglesia Católica; hasta hace cosa de un mes. En razón de los tiempos raros, emponzoñados, peligrosos y decadentes que corren, el Opus ha decidido recuperar la costumbre censora y ha elaborado la versión 2000. Un listado puesto al día para propiciar una herramienta que evite cualquier desviación (intelectual y moral) de lo que ellos creen es el "buen Camino". Acerca de esta guía, el historiador Josep Fontana escribió un estupendo artículo al cual remito a mis lectores. No tiene desperdicio, en parte porque va citando algunos de esos títulos y escritores que el Opus han considerado como "peligrosos" de manera que el lector puede hacerse idea de hasta qué límites se puede llevar la ignorancia. Por otro lado, en esta columna Fontana reflexiona sobre el sinsentido -atropeyo, manipulación, dirigismo, se podrían aplicar numerosos calificativos- que supone la publicación de un listado semejante, casi medio siglo después de que la Iglesia se decidiera a dar carpetazo a su Index.

martes, 3 de marzo de 2009

Y el pueblo habló...


El domingo uno de marzo los gallegos desmontamos uno de esos tópicos que pesan sobre nosotros: el de abúlicos o pobres almas. Ese dicho que nosotros mismos acuñamos: "mexan por nos e aínda temos que decir que chove" se desizo como papel en el agua ante la respuesta masiva de los ciudadanos a la llamada de las urnas; evidencia de que la democracia funciona y de que el cabreo del personal era, sencillamente, memorable. Está mal que, como parte implicada, lo diga pero el domingo los gallegos hemos dado una lección a los políticos enviándoles un mensaje meridianamente claro: con la gente no se juega. O lo que es lo mismo, no somos tontos.



En 2005 el cambio de gobierno (¿regeneración democrática?) llegó como un soplo de aire fresco. Era necesario. Se necesitaban un nuevo impulso y sabia nueva para oxigenar 20 años de "fraguismo". Era bueno, no sólo para la comunidad sino también para el propio PP que ya olía a rancio y caduco. En este país (y me refiero a España en general) donde se presume de que los ciclos de gobierno son largos, el que cuatro años hayan bastado para revolucionar un territorio resulta inaudito. Precisamente a tenor de esta tendencia decía ayer un presentador de radio que no repetir tras cuatro años de gobierno era un fracaso estrepitoso para Touriño, y tal vez tenga razón dentro de la cortedad de miras de la afirmación. A Touriño y al error que cometió al convertirse en rehén de su socio de gobierno le debemos hoy que la tímida sociedad gallega haya despertado, seso vivo y voy potente, ante el presente y futuro político de la comunidad. A los modos de Touriño les debemos el que la noche del domingo el flamante triunfador Núñez Feijóo prometiera con voz entrecortada que gobernaría para todos (TODOS) y que se reuniría con los representantes de los demás partidos políticos en un gobierno que, prometió, sería de diálogo. A pesar de la mayoría absoluta (voz en off). Y es que el domingo los políticos entendieron que no están en far west y que los excesos pueden salir muy caros.



Una participación del 70% que dieron la mayoría al PP que parece sacó un escaño al PSdG-PSOE y al BNG (digo parece porque los primeros creen que pueden igualar los números de la anterior legislatura con el voto emigrante; se verá). Los resultados, si bien tienen que ver con la campaña que, tras una primera semana zozobrante, se precipitó desde el fin de semana, son sobre todo la lógica consecuencia de los cuatro años aprovechados por el Bloque para demostrar de lo que eran capaces. A "Quin" no le bastó la imaginación de sus publicistas para lavar la imagen chanchullera, neo-caciquil e impositiva ganada a pulso en los últimos tiempos (la torpeza del mitin-secuestro de los jubilados de Oia fue la guinda del pastel). Del mismo modo que Touriño pagó su apatía y falta de firmeza para marcar las líneas del que, al fin y al cabo, era su gobierno.

Los vientos sembrados por el gobierno bipatito bastaron a Feijóo (que durante la campaña descubrió que sólo las vacas -en femenino- daban leche) para ganar los dos escaños que le permitían gobernar cómodamente. Parece que entre tanta polvareda levantada los socios del bipartito perdieron de vista el reparto de sillones del parlamento y olvidaron el gobierno pírrico que habían formado en su momento. No tenían tanto margen.

Y así quedaron las cosas: gobierno en mayoría para el PP, el PSdG que cede un escaño y el Bloque que sigue en una caída libre que es estrepitosa en ciudades como Santiago.



Tras estos partidos y lejos de sentarse en el parlamento quedaron la recién llegada UPyD, Terra Galega e IU. UPyD fue vencida por el voto en blanco. La formación de Rosa Díez, que llegó a prometérselas muy felices y que aspiraban a ocupar un sillón en el hórreo se topó con la dura realidad: no basta con ponerle ilusión, también es preciso tener un programa serio y organizar la campaña con sentido y no con corazón. Cierto que la barrera del 5% es un reto, pero se quedaron lejos del 3%, lo cual no les deja en muy buen lugar teniendo en cuenta que, por fin, consiguieron tener un lugar en la prensa. La "rosadependencia" les pasó factura y acusaron la falta de un líder claro. Todo lo contrario que Terra Galega que arrasó en Narón, feudo de su jefe de filas Xoán Gato. En la provincia de La Coruña superaron en 4.000 votos a UPyD pero les faltó empuje en las restantes. Mientras tanto IU no acaba de encontrar un sitio en la comunidad.



Veremos ahora qué nos depara el futuro. Si tendremos una versión del buen o del mal gobierno, cómo se reinventará el PSdG tras la marcha de Touriño, qué será del BNG, si implantan o no las pequeñas fuerzas políticas. Veremos cómo se manejan nuestros políticos ahora que saben que los miramos atentamente.

sábado, 31 de enero de 2009

Marineda ayer y hoy


La página web del Ayuntamiento de Coruña no es, precisamente de lo más intuitivo. Sí, hay elementos inmediatos, fáciles, pero a simple vista no se le escapa a nadie que la página es muy generosa en cuanto a contenido, lo cual obliga visitarla con tiempo y paciencia. Es terrible si uno quiere saber algo de forma urgente, pero si lo que se quiere es recavar información sobre la ciudad e, incluso, pasar el rato la web no está mal del todo.


Hace una semana, buscando fotografías antiguas de la ciudad me topé con este apartado de la susodicha web: si en la página de inicio uno pincha en la pestaña "Ciudad" se le abrirá una nueva página con una columna a la izquierda llena de pestañas; una de ella es la Galería de Fotos. Aquí el visitante podrá encontrar estupendas imágenes de la ciudad tanto recientes como de las colecciones más antiguas, pudiendo aproximarse a La Coruña de ayer y de hoy. La imagen que preside este post está tomada de dicha galería; las restantes las podéis visitar AQUÍ.

INTOLERANCIA


No, no será de Griffith y de su film de 1916 de lo que trararemos en esta entrada aunque, como el cineasta, aunaré bajo el mismo título un par de ejemplos de intolerancia ambientados en un lugar (Galicia) y en un momento concretos (hoy).

El primero es sobre la sorprende entrada que dedica la Wikipedia al partido Unión Coruñesa, un partido nacido hace unos años de la unión de dos políticos de la ciudad: Carlos Marcos y del antiguo miembro del PP Fernando Rodríguez Corcoba. Supuestamente la Wikipedia es una enciclopedia y, como tal, debe recoger datos objetivos, rigurosos y científicos sobre aquellos temas que aborda. Desgraciadamente la Wikipedia se nutre de los conocimientos -nunca acreditados y a menudo insuficientes- de los usuarios de la red; y aquí empieza el problema. En el caso del citado partido me he encontrado con la siguiente definición:



"Unión Coruñesa es un estirpe politica con tendencias fascistas de La Coruña. Entre sus metas está que el topónimo en castellano sea cooficial con el topónimo en gallego.
Fue fundado por exfalangista Carlos Marcos en 1989. En el año 2007, Carlos Marcos se camufla bajo las siglas del Partido Galeguista pero su oscuro pasado lo delata y apenas obtiene 100 votos. Tras contactar con el lider de la extrema derecha Fernando Rodríguez Corcoba, que también fue candidato a la alcaldía por el partido COR.CO.BA (CORuñeses con Buenos Argumentos), deciden aunar sus fuerzas y resucitan Unión Coruñesa con ideales neoliberales y ultraderechistas."



No hace falta ser un genio para adivinar el tipo de persona que se dedicó a generar esta entrada y para comprender que no se trata de un contenido objetivo; siendo, incluso, ofensivo.

La Wikipedia consiente "discusiones" sobre su contenido, como si se tratara de un foro científico, pero sus gestores no han creado un link accesible para favorecer la denuncia de entradas lesivas como la que he traído a colación; o, al menos, yo no lo he encontrado. De existir, como hay en Facebook, un lugar en el que uno pueda verter sus quejas o denunciar ciertos contenidos agradecería a los lectores de este blog que me lo comunicasen. Es lícito que uno defienda sus convicciones, pero siempre desde el respeto a los que tienen otra opinión. El caso que aquí cito ni cumple con el respeto ni está volcado en el lugar adecuado.


Por otro lado, los principales (y lo no tanto) partidos políticos de Galicia ya se han puesto las pilas con la campaña electoral. Desde aquí no nos atrevemos a hacer un diagnóstico ni una predicción, aunque parece que resuenan tambores de abstención cosa que, a priori perjudica los partidos de izquierdas y a formaciones menores. Poniendo la venda antes que la herida Anxo Quintana ya ha pedido el voto de "los que hablan castellano" para el BNG. Y es que no hay como la necesidad y el verle las orejas al lobo para dejar de lado los viejos prejuicios y dar un giro renovado a los postulados de uno; tras cuatro años inventándose una falsa división entre aquellos gallegos que falan galego y los irredentos que hablamos castellano, y favoreciendo el acoso a los segundos el vicepresidente hace propósito de enmienda, reinventa su filosofía y se decide a querer a todos. ¡Pues muchas gracias, hombre!



Del mismo modo que la violencia engendra violencia, la intolerancia es un mal corrosivo y la destilada por el BNG ya ha dado como fruto su propia némesis. Junto a los partidos "de siempre" ha aparecido el magenta y centralista UPyD en la pugna por los escaños. Al grito de: "regeneración democrática" y "justicia y libertad" llegan con un montón de buenas intenciones para aquellos gallegos que, eso sí, den el perfil de urbanitas e hispanohablantes (los que se salgan de estos parámetros tienen mala ubicación; ahora veremos por qué). Junto a estupendas intenciones como la derogación de la ley de Normalización Lingüística -que básicamente afecta a los profesores y a aquellos que quieran tratar con la administración autonómica- que, están muy bien, pero no son prioritarias puesto que Galicia no es Cataluña y aquí, afortunadamente, hablamos lo que queremos; junto a esta medida, digo, se escuchan propuestas tan espeluznantes como: "y terminaremos con la Televisión de Galicia" (que no nos gusta y la estamos pagando, deberían añadir). Algunos de mis lectores se pensarán que me he vuelto loca ante lo que voy a decir, pero me temo que no. Estimados señores de UPyD, pueden proponer la privatización de la TVG, decir que las televisiones autonómicas son perversamente manipuladas y empleadas como herramientas de divulgación política, y no les faltaría razón; pero lo que no pueden es eliminar el principal medio de comunicación e información empleado por los habitantes de más de la mitad de los ayuntamientos de España. En Galicia se encuentran 30.000 de los 60.000 ayuntamientos de nuestro país. Obviamente, se trata de ayuntamientos pequeños, poco poblados y dispersos. Los principales problemas estructurales de nuestra comunidad derivan precisamente de esta dispersión: insuficientes y precarias redes de comunicación, problemas en el abastecimiento de agua y luz que, además, son carísimos... Ante semejante panorama se comprenderá que el principal medio que tiene esta gente para estar en el mundo y saber qué sucede más allá de su pequeño ayuntamiento no es otro que la tele, y dentro del universo catódico la única que refleja sus preocupaciones y problemas es la que los snobs urbanitas denominamos, despreciativamente, como "Tele Gaita" (también conocida como TVG). No se puede privar del derecho a la información a gente que, en muchos casos, no tienen un acceso fácil a la prensa escrita, en otros tantos reciben mal la radio y en no pocos se trata de gente que no sabe leer o tiene dificultades para hacerlo.



Los que aquí cito son sólo unos ejemplos y desde aquí lo que pido es algo más de apertura de miras y sentido común, porque tan mala es la intolerancia desde unos postulados políticos como desde otros y lo mejor que puede haber en democracia es gente que apuesta por la pluralidad y la diversidad; porque aquí no todos somos urbanitas, culturetas y estudiantes de doctorado a costa del Estado. Más allá de nuestras vidas hay muchas, muchas otras.

sábado, 24 de enero de 2009

De huracanes y tormentas

Árbol caído en la Ciudad Vieja (A Coruña)
(Foto tomada de La Voz de Galicia)


Hoy ya es posible hacer balance de los daños (parece que los primeros) ocasionados por el temporal que este fin de semana azota, no sólo Galicia, sino toda la Península Ibérica. En nuestra comunidad lo más destacado (por lamentable) son la muerte de un Guardia Civil, en Burela, y de un hombre de 77 años en Vilalba, que murió calcinado por culpa de un cortocircuito.

Y es que, una vez más, el clima jugó con nosotros. Ante la amenaza de vientos superiores a los 140 km/h, la Consellería de Educación decidió suspender las clases del viernes en las provincias de Coruña y Lugo. Decisión tardía que no tuvo la difusión suficente puesto que fueron muchas las familias que no recibieron la noticia, con los consiguientes problemas de organización que supone el no tener dónde ni con quién dejar a los niños (los adolescentes son ya otro cantar...). Con todo la mañana fue tranquila al no cumplirse las primera previsiones. A mediodía supimos que el tiempo empeoraría por la tarde, quedando lo peor del temporal para por la noche. En este caso la advertencia se hizo realidad y a las seis de la tarde comenzó la lluvia y se levantó el viento, que cada vez soplaba con más violencia. Los incrédulos, despistados, confiados e incoscientes nos echamos, igualmente, a la calle; desafiando al tiempo y sacrificando, en la mayoría de los casos, nuestros paraguas. Rondando la media noche la lluvia era ya "horizontal" (como decía Forrest Gump) y la radio del taxi que me llevaba de vuelta a casa anunciaba la caída de un árbol que cortaba la salida del tunel de Perillo (a las afueras de Coruña). Frente a mi casa daba miedo ver los árboles y las palmeras, sacudidas con violencia por ráfagas de viento que azotaban como látigos. La luz falló en varias ocasiones y tenemos pendiente ir a mirar si las uralitas que cubren el patio interior y el fallado siguen en su sitio o salieron volando... tal vez camino de Oz.



Cubierta de un polideportivo (A Coruña)
(Foto tomada de La Voz de Galicia)


En 2006 la amenaza fueron los restos del Huracán Gordon, que prometían ser más de lo que finalmente fueron; de ahí que ahora se mire al Hortensia, que visitó Galicia en octubre de 1984 dejando un elevado número de daños materiales, 6 muertos y alrededor de 50 heridos. Y es que cuando el clima se revela lo mejor es quedarse en casa, como yo recuerdo el Hortensia (increíble acontecimiento para una niña de 3 años): en pijama y zapatillas, comiendo galletas "María" con un poco de mantequilla y mirando por la ventana, viendo volar plásticos y restos de techumbres, dejando tranquilamente que los elementos se despachen a su gusto.


Foto del Huracán Gordon
(Tomada de http://www.cazatormentas.net/)
Dicen que hoy por la noche tendremos más así que si salen retírense pronto, prepárense un chocolate y disfruten de un buen libro o una buena peli que, al fin y al cabo, el invierno está para eso.

martes, 20 de enero de 2009

Meirás para todos los públicos

(Imagen tomada de http://www.adn.es/)

Aunque ya es una noticia pasada está en relación con el post Meirás el pazo de la polémica que publicamos allá por el mes de septiembre. El papel secundario, cuando no terciario, al que me he visto obligada a relegar el blog es el culpable de que trate a deshora (aunque nunca es tarde si la dicha es buena) el resultado de la resolución de Patrimonio acerca de la concesión de la categoría de Bien de Interés Cultural (a partir de ahora B.I.C.) al pazo de Meirás que conocimos el penúltimo día del 2008.


Finalmente, la Xunta resolvía como favorable la declaración de B.I.C. del Pazo de Meirás, que se hará efectiva una vez salga publicada en el D.O.G. (Diario Oficial de Galicia). Las consecuencias que supone para los propietarios dicha declaración ya la explicamos en su momento, así como el enorme trasfondo político que hay detrás de este asunto. La resolución es una victoria para el Bloque Nacionalista Gallego, principal promotor de la iniciativa, y una faena, en primera instancia para la familia Franco que, ateniendose a la ley, deberá abrir al público su propiedad un mínimo de 4 días al mes, y en segunda instancia para los vecinos del pazo que verán complicarse las licencias de obras en sus fincas debido a que el B.I.C. cuenta con un entorno de protección con los mismos requisitos de conservación que el propio bien.


Es una lástima que se politice algo que, al final, atañe y beneficia a todos como es la protección de nuestro patrimonio cultural. Personalmente, considero que esta acción devalúa la figura del B.I.C. y su función, dudo que el pazo cumpla los requisitos para gozar de dicha categoríade B.I.C. y, desde luego, el asunto de Meirás no merecía las molestias ni el tiempo que le dedicaron algunos de nuestros políticos. ¿Saben acaso cuántos pazos del XVIII -pazos de la época de los pazos y no como el de Meirás- están pendientes de protección y en condiciones lamentables? Seguro que no, y mientras la gente no proteste el uso político de las leyes y de los recursos que se ponen al servicio del ciudadano no importará nada.

sábado, 17 de enero de 2009

A Coruña 1208-2008. La construcción de una ciudad


El año pasado la ciudad de La Coruña estuvo de aniversario; en el mes de junio, se cumplieron 800 años de la firma del fuero de la ciudad por parte del rey Alfonso IX.

En verano, el Kiosko Alfonso fue sede de una exposición dedicada al citado monarca, comisariada por el catedrático de Historia Medieval Fernando López Alsina, cuya inauguración contó con la presencia de SS.MM. (lo cual hizo que se convirtiera en el evento del año en la ciudad). Esta primera exposición explicaba la política de Alfonso IX, que asentó parte de su poder en la lealtad de ciertas ciudades, aprovechando un momento de estabilidad política que favorecía la fundación de nuevos núcleos de población. La muestra se adentraba además en la reconstrucción cultural y social del momento. En el caso de La Coruña su fundación suponía la repoblación de un asentamiento costero previo que había sido abandonado en la Alta Edad Media tras las sucesivas incursiones de vikingos y normandos.

En el aniversario de la urbe -que tuvo una celebración bastante discretita en cuanto a lo organizado por la corporación municipal- no podía faltar una exposición dedicada a sus 800 años de historia y así, el 2 de diciembre, se inauguró A Coruña 1208-2008. La construcción de una ciudad; que se puede visitar en las dependencias del PALEXCO hasta el 17 de febrero. La muestra propone un recorrido articulado en tres bloques históricos: la Edad Media, Época Moderna y Época Contemporánea (como el propio título indica del 1208 al 2008). En cada uno se trata la evolución política, urbanística y social de la ciudad que el espectador ve evolucionar desde la Baja Edad Media hasta el día de hoy.

Además, cuenta con un hilo conductor paralelo dedicado a la Torre de Hércules en el que se pueden ver dibujos, grabados, escudos o monedas que recrean su aspecto antes de la restauración del XVIII, alguno de los dibujos realizados por uno de sus resturadores: Giannini, para terminar con la ilusionante candidatura del monumento a ser reconocido como Patrimonio de la Humanidad.

La exposición se presenta con un montaje muy funcional, basado en un panelado que divide los tres apartados de la exposición y crea los recorridos de visita de cada uno de ellos; dejando el protagonismo a las piezas. Como contraste, cuenta con toques vistosos como el cronograma del pasillo principal o las letras capitales que dan inicio a los paneles introductorios de cada sección. Precisamente, son estos carteles los que pueden dejar insatisfecho al visitante, por ser excesivamente escuetos. Otro defecto, ahora del montaje, es el reducido tamaño de las cartelas (algo tan frecuente como incómodo). Digno de destacar el esfuerzo realizado por los responsables de la sección dedicada a la Edad Media, que siempre cuenta con menos medios materiales al ser menor los objetos de la época que han llegado hasta nosotros, y el excelente resultado del área de Época Moderna; a mi parecer la más conseguida de la muestra. Flojea, la parte de Contemporánea, al tratar de abarcar demasiado contenido en poco espacio. Por desgracia, se intuye un intenso trabajo de documentación que no acaba de verse reflejado en las piezas exhibidas. El apartado dedicado a la política, que queda en rápidas citas de escasa profundidad. No sólo en lo referido a aquellos momentos más "espinosos" de nuestro pasado reciente sino también en cuanto atañe al interesante pasado liberal de la ciudad o a la fuerza que en ella tuvo el movimiento galleguista, siendo sede de las Irmandades da Fala (pasado que pone en entredicho la imagen que desde ciertos sectores interesados de la capital de la comunidad de ciudad castiza por excelencia dentro del territorio gallego).

Con todo, esto no merma el interés de la exposición: muy visible y sugerente que cuenta, para los que quieran saber más, con un estupendo y voluminoso catálogo.