miércoles, 24 de marzo de 2010

Santiago fuera de Compostela


La celebración de un Jacobeo suele estar acompañada de toda una pléyade de eventos culturales que, a menudo, traspasan nuestras fronteras. No sólo Compostela, como meta de la peregrinación, se imbuye de un ambiente festivo, cultural y formativo, sino que el Año Santo Compostelano a menudo es elegido por aquellos cuya profesión o afición está vinculada al mundo jacobeo sin importar su procedencia.

Esta semana, entre los días 25 y 27, el Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Berna un coloquio bajo el título "Santiago de Compostela. Pilgerarchitektur und bildliche Repräsentation in neuer Perspektive" (Santiago de Compostela. Arquitectura de Peregrinación y representaciones iconológicas desde una nueva perspectiva).

El coloquio nace de un proyecto de investigación financiado por la Fundación Thyssen y por el SNF titulado 'La Catedral de Santiago de Compostela- forma, función, programa" y que se divide en dos subproyectos. Uno está dirigido por Klaus Rheidt (BTU Cottbus) cuyo equipo formado por arquitectos, ingenieros e historiadores del arte está llevando a cabo un levantamiento planimétrico de la catedral que facilitará nuevos conocimientos sobre su planeamiento y construcción y que, presumiblemente, sustituirá y corregirá las reconstrucciones realizadas por Conant a comienzos del siglo XX, que son las que se siguen empleando hoy en día. El subproyecto complementario está dirigido por Bernd Nicolai (Universidad de Berna) y consiste en la interpretación de los datos obtenidos por el equipo de Cottbus en base a la Historia del Arte y de la Cultura. En este coloquio, ambos equipos expondrán sus primeras conclusiones, que compartirán con otros especialistas en los estudios jacobeos.

Por otro lado, la semana pasada se inauguró en París la exposición "Compostela y Europa. La historia de Diego Gelmírez", comisariada por Manuel Castiñeiras González, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, ex-director de las Colecciones del Románico del MNAC y uno de los mayores especialistas de arte románico. Esta exposición que nos aproxima al siglo XII a través de la apasionante figura del primer arzobispo compostelano: Diego Gelmírez. Político inigualable que abrió su ciudad a Europa y consolidó Santiago de Compostela como la gran meta de la peregrinación occidental. Para la muestra se han reunido piezas procedentes de Jaca, Pamplona, Ourense, Salamanca, Santiago, Toulouse, Conques, París, Roma, Pistoia, Módena, Lucca, Braga y otras ciudades. Muchas es la primera vez que abandonan su emplazamiento original, de ahí que su comisario la defina como "una joya". Joya que ahora se expone en Ciudad de la Cultura y el Patrimonio de París pero que también será posible visitar entre el 3 de junio y el 31 de julio en el Pasillo Carlomagno del Vaticano y entre el 15 de agosto y el 15 de octubre en el magnífico monasterio de San Martín Pinario, en Compostela.

No hay comentarios: