viernes, 23 de abril de 2010

El velo de Najwa

Ha sido uno de los temas de actualidad en las últimas semanas. Como no tenemos suficiente con la crisis económica, y política, los medios de comunicación han decidido dar cabida a debates de tipo social. Pero no centrados en asuntos como el paro, que eso está muy visto, sino que, en una suerte de intento pobre por equiparnos con otros países europeos han decidido dar cancha al debate entorno al velo islámico. En realidad todo apunta a que se trata a un intento pobre por equiparar a España con otros países europeos, como Bélgica o Francia. Aquí la comunidad de inmigrantes musulmanes es relativamente baja y, de momento, la visión de mujeres y jóvenes con la cabeza cubierta por velos o ocultas bajo burkas es más bien escasa, quitando ciertos barrios de ciudades como Madrid o Barcelona y alguna que otra localidad mediterránea. Lo que más llama la atención es en qué manera la prensa española, que a veces parece oscilar entre la indigencia intelectual y el mero infantilismo, ha picado el anzuelo de las organizaciones musulmanas, muy interesadas por hacer de sus diferencias culturales una causa pública y tener presencia en el panorama nacional. No es ilícito que lo hagan, al fin y al cabo, aquí tienen libertad para ello y para mucho más, pero tampoco hemos de dejarnos engañar por supuestos victimismos y pretendidos buenismos.

El caso de Najwa no es, ni mucho menos, un ejemplo de discriminación religiosa y menos aún de discriminación racial. En el reglamento interno de su instituto existe una cláusula que prohibe a los alumnos estar en clase con la cabeza cubierta. El origen de esta restricción no son los velos musulmanes, ni muchísimo menos, en realidad se trata de una medida para evitar que los chavales sigan la lección con pañoletas o gorras de baseball como si en lugar de estar en Madrid estuvieran en un instituto del Bronx. Se trata de una cuestión de civismo y decoro.El debate surgido no es, ni más ni menos, que una muestra de que, en este país, no sé si por el exceso de trabajo o por el exceso de televisión nos hemos vuelto todos un poco locos y, lo que es peor, un poco lelos; hasta el punto de olvidar qué papel le corresponde a las escuelas y los institutos. Muchos padres relajan sus funciones como tales y se descansan en estas instituciones para que eduquen a sus hijos. Cuando surgen problemas de acoso escolar o acoso a los desprotegidos profesores, entonces recordamos que tal vez las familias tengan parte de culpa y los iluminados comentaristas políticos se ponen de acuerdo en resaltar la importancia de que los padres retomen su tarea. La enseñanza tiene una doble función: por un lado formativa y por otro educativa; pero educativa en sociedad. Ese es el valor de la escuela. Allí aprendemos a tratar a nuestros mayores, a aquellos que ejercen algún tipo de autoridad sobre nosotros, normas de convivencia y decoro... y entre éstas es donde hemos de enmarcar la cuestión del velo de Najwa. En España y en otros tantos países occidentales el decoro, la buena educación, dice que hemos de descubrirnos en los interiores. Es un gesto de respeto que, como tantas otras normas sociales, no tiene más justificación que la costumbre pero... ahí está y en el I.E.S. Camilo José Cela han decidido que sus alumnos deben conocerla, practicarla y respetarla.

Por mi condición femenina asumo que si voy a un país como Marruecos, Argelia, Irak o Pakistán he de cubrir mi cabello con un velo. Es una cuestión de respeto y, en algunos casos, una verdadera necesidad pues correría peligro mi integridad física. Y para qué hablar de llevar prendas como una minifalda o una camiseta de manga sisa. En los países occidentales nuestras normas de decoro a la hora de vestir son más amplias, más plurales y así deben permanecer. Sin embargo, ello no implica que debamos claudicar de nuestras propias normas por pocas que sean y por incomprensibles que resulten a aquellas comunidades que no comparten nuestra cultura. Najwa y sus compañeras pueden llevar el velo en su casa, por la calle, en el cine e, incluso, en el gimnasio (aunque sea antihigiénico); tampoco se ha restringido en los centros de trabajo, y así debe ser. Sin embargo, hay determinados lugares, entre ellos la escuela, y circunstancias en los cuales uno se debe descubrir, y eso las afecta a ellas tanto como a Johnny L (Juan López de nacimiento y aspirante a BBoy) que debe despojarse de la gorra, aunque eso pueda ir contra su intento por forjarse una identidad adulta y resaltar su individualidad. Es parte de un aprendizaje, ni más ni menos. Si Najwa comprende esto aprenderá a integrarse en una sociedad, a respetar otras culturas y hacer valer lo suyo, con madurez y espíritu crítico; sin demagogia ni giros grandilocuentes. Y también tendrá libertad para escoger aquello que más le interesa de las distintas culturas que conoce y practica (aunque éste puede que sea el temor de sus mayores). Lo que no debemos perder nunca de vista es que en este mundo cada vez más pequeño y mixto la pluralidad se basa en el conocimiento y el respeto mutuo.

martes, 20 de abril de 2010

Xaco-gaitas

La S.A. de Xestión do Plan Xacobeo lleva un año difícil. Los gestores del bipartito hicieron, el año pasado, tierra quemada a su paso y no dejaron a sus sucesores ningún punto de partida de cara al Xacobeo del 2010. (Gesto feo, dicho sea de paso). Ante semejante panorama y con el jubileo a meses vista las recién llegadas mentes pensantes tuvieron que sacar de la chistera, a golpe de talonario, un programa que vistiera culturalmente el Año Santo. Hicieron lo que pudieron... o supieron.


La S.A. de Xestión do Xacobeo, nació en 1991 para planificar el jubileo de 1993, verdadero año de recuperación de la "cosa jacobea". Con esta empresa pública, se intentaba promocionar más allá de Galicia y España la peregrinación a Santiago. Para ello se había pensado en crear una base sólida, asentada en dos pilares fundamentales: la investigación entorno al Camino de Santiago (ámbito donde faltaba dinero, pero no ganas) y la empresa (que tenía dinero pero carecía del empujoncito necesario para entender que allí había futuro). La idea era, partiendo del estudio y contando con iniciativa pública y privada, impulsar la peregrinación a Santiago por sus diversas rutas, consolidando las estructuras necesarias para los caminantes y propiciando el desarrollo de aquellas localidades alimentadas por el Camino. Además, eran conscientes de la necesidad de crear una conciencia de respeto mutuo entre los peregrinos y los habitantes de los pueblos del Camino. El amplio plano de actuación de la S.A. de Xestión aparece claramente especificado en el enlace de arriba, toda una declaración de buenas intenciones que hoy, desgraciadamente, está bastante lejos de la realidad.


Desaparecidos (o, mejor dicho, relegados) los pioneros del Xacobeo 93, llegaron otros gestores, capitaneado por el Conselleiro de Cultura Pérez Varela, con una visión diferente: más pragmática, más asentada en el hoy, y no en el mañana, y más preocupada por la foto y el rédito político. Éstos hicieron de la S.A. Xacobeo una simpática comisión de fiestas centrada en financiar eventos musicales de carácter diverso: el concierto de los Rolling Stones en Monte do Gozo a Plácido Domingo. A pesar de destinar dinero a otros fines, el grueso del dinero se iba en conciertazos que anunciaban con especial ahínco.


Con la victoria del bipartito se recuperó en buena medida el espíritu del primer Xacobeo y retornado el PP a San Caetano quedaba por saber qué línea llevarían los nuevos responsables. El secreto se desveló pronto y no tardamos en ver en que estabamos ante un retorno (¿cíclico?) del espíritu de la comisión de fiestas maliciosamente conocida como Xaco-gaitas. Para aquellos que todavía tengan sus dudas pueden despejarlas leyendo el siguiente artículo:
http://www.lavozdegalicia.com/ocioycultura/2010/04/20/0003_8429945.htm

El espíritu de la fiesta se prolongará más allá del año santo de 2010. Esperemos que después de esta fecha clave (hasta 2021 no volveremos a tener otro jubileo) no se olviden de seguir cuidando su verdadera riqueza: los caminos a Compostela.

miércoles, 14 de abril de 2010

Marineda en primavera

Punta Herminia (entorno de la Torre de Hércules)

Haciendo gala de su carácter caprichoso la primavera está revolucionando a los habitantes de Marineda y gallegos en general. Aunque, siendo justos, no sólo en Galicia la meteorología está por complicarnos un poco a todos la existencia...


Si el martes de la semana pasada llovió lo indecible al día siguiente el tiempo comenzó a mejorar hasta brindarnos un fin de semana casi veraniego (o sin casi!). Más de uno pusimos el armario patas arriba para sacar nuestra prendas más ligeras y aprovechamos para estrenar los avances de temporada. Que ya no son tales avances pero que en Galicia son prendas que te compras en abril y no te puedes poner hasta el 40 de mayo.


Para dar fe del espléndido tiempo (que duró jueves, viernes, sábado y domingo, ahora hace un frío que pela gentileza del viento del norte) os dejo unas cuantas fotografías tomadas el día 9. ¡¡Que no se diga que aquí sólo tenemos lluvia!!

Playa de Riazor

El puerto desde el mirador del Jardín de San Carlos
Ps. Las fotos son cortesía de Patri que esperamos haya pasado un buen día.

domingo, 11 de abril de 2010

2 buenas noticias

Para Marineda. La una tiene relación con el post que dedicamos al proyecto del párking del Parrote: urbanismo ha dicho no a la propuesta presentada por Autoridad Portuaria y la concesionaria de las obras. Las alegaciones apuntan a los edificios planificados en los cuales se pretenden explotar los 3.000 metros cuadrados urbanizables y destinados a uso comercial que permite el PXOM. El proyecto es impreciso en lo que a la planificación de los edificios se refiere y al modo en que se desarrollará la explotación del suelo. Además, uno de ellos excede las alturas permitidas. No sé si son meras excusas para rechazar un proyecto más que cuestionable y que no gustaba a ninguno de los grupos municipales. El caso es que han dado una respuesta negativa con la ley en la mano. Suficiente para ganar tiempo y obtener propuestas menos agresivas e insensatas. Al menos, esperemos que así sea.




La otra, la segunda noticia es que ya está en marcha el MUAU (Museo Urbano de Arte Urbana) que cada fin de semana invita a coruñeses y visitantes a disfrutar de diversas citas culturales, hasta finales del mes de mayo. Se trata de un festival interdisciplinar centrado -como su propio nombre indica- en las manifestaciones de arte urbano que estarán presididas por el graffiti. Artistas procedentes del todo el mundo participarán en intervenciones, talleres y conferencias. Los aforos son limitados así que si estáis interesados no dudeis en apuntaros cuanto antes!!


Las intervenciones correrán a cargo de Eltono (que revolucionará Eirís entre el 3 y el 16 de abril), MOMO, desde NY (intervención en el Obelisco del 19 al 29 de abril) y Faith 47, la nota femenina (del 9 al 16 de mayo).


El ciclo creativo está complementado por un ciclo audiovisual compuesto de 8 proyecciones entre los días 7 y 28 de mayo.


La vertiente musical del festival: MUAU 12.0 se desarrollará a lo largo del mes de mayo y tendrá como sede la Fundación Caixa Galicia donde tendrán lugar cuatro conciertos: día 5 Jone Joyd, 8 Matt Elliott, 15 Yuill James y el 22 Emilio José. El aforo es limitado y solamente podrán asistir 120 personas por concierto. Todavía se desconoce el precio de las entradas y en qué momento se pondrán a la venta así que los interesados tendrán que estar bien atentos.


La Fundación Caixa Galicia acogerá, además, la exposición "Posgraffiti, xeometría e abstracción" que se inaugurará el 15 de abril y permanecerá abierta hasta el 27 de junio.


Y por si todo este contenido fuera poco se han preparado talleres para los peques de la casa en la sección MUAU Kids.


Teneis toda la información AQUÍ





Faith 47 (tomada de la página del MUAU)

jueves, 8 de abril de 2010

El Pórtico de la Gloria y el "star system"

Foto: Ramón Escuredo. El Correo Gallego


Es el último capítulo del culebrón que padece el Pórtico de la Gloria. Hace dos días se firmaron los acuerdos que, se supone, van a agilizar los trabajos de restauración que van a dejar esta obra maestra del arte universal, maravillosamente bien y lista para resistir otros ochocientos años más. La firma fue importante. Tanto que se organizó un festín sin parangón. Algo que hacía tiempo que no se vivía en la Catedral y que, posiblemente, sólo fuese comparable con la que debió de organizar Gelmírez en 1111 cuando decidió coronar en la catedral, todavía en construcción, al niño Alfonso Raimúndez como rey de Galicia sólo por darle en los morros a su madre, la caprichosa y retorcida reina Urraca. Lo dicho: ¡para verlo! Pero, ¿por qué tanta historia y tanta histeria? La respuesta es sencilla: por ella. La inefable, la única, el azote del top manta, la señora de la SGAE, la protectora de los derechos de los autores y de los que no son autores pero lo parecen, la ministra: González-Sinde.






El acto protocolario se desarrolló, como manda el protocolo, en la Sala Capitular. Allí los representantes de las partes: arzobispo, deán, presidente de la Fundación Barrié, conselleiro de Cultura y ministra dieron sus discursos, y se retrataron a sí mismos. Los tres primeros hicieron gala de erudición, años de experiencia y paciencia infinita con la administración; tal vez alguna puya suave, pero primó la contención. Desde aquí, el acto alcanzó la cuesta abajo (o arriba, según se mire) y el patetismo no se detuvo hasta que la ministra abandonó la catedral. Pero vayamos por partes. La frase más brillante del conselleiro de cultura ante el acto que se estaba desarrollando -desbloqueo de los trabajos de restauración y compromiso de trabajo conjunto por parte de las administraciones y las instituciones implicadas- fue: "bien está lo que bien acaba". ¡Increíble don de palabra! Sin embargo, llegó el turno de ella (la ministra) y el conselleiro pasó a formar parte de la Academia. Incapaz de hilar un discurso y jugueteando con un folio (solo uno, no vaya a ser) su aportación fue una sucesión de balbuceos e ideas desestructuradas que ponían de relieve que, ante todo, no tenía ni idea de para qué estaba allí. Hoy publican en La Voz de Galicia una entrevista suya -sosita- en la que se resalta que se ha cumplido un año desde el cese de Molina y su llegada al ministerio y en la cual confiesa que la destitución del primero que, según sus palabras había sido un buen ministro, le había sorprendido en su momento. Ni me puedo imaginar el impacto que debió de suponer que te llame Zapa y te pregunte eso de "¿quieres ser mi ministra?". Super inesperado todo, oye.






Tras la Sala Capitular vino la visita de rigor al andamio -no me cansaré de decirlo, un verdadero lujo- y allí se desató el caos. Los periodistas acreditados, tantos que tuvieron que subir en dos tandas, se peleaban por ocupar una buena posición y cuando se les dio permiso para acceder al andamio subieron a empellones para ocupar un buen puesto de cara a hacer las fotos con riesgo, incluso, de golpear alguna figura. El deán intentaba captar la atención de la ministra enseñándole aquellos detalles más deliciosos de la escultura del tímpano pero ella estaba más preocupada por no fallar un solo flash. Allá donde había un destello ella se volvía y posaba para la cámara. Después de unos minutos se cansó de la sesión de fotos y, cuan diva caprichosa, expresó: me quiero ir. Ve mujer ve. Y por si acaso se te ocurre, no vuelvas. Lo que menos necesita la cultura es más bufones para el circo.






Ps. Algún día indagaré, por una inquietud personal, sobre qué pasó con el ex-ministro Molina y como un hombre que llegó a su ministerio avalado por una brillantísima gestión del Instituto Cervantes fue un ministro silente y aparentemente apático.