viernes, 28 de mayo de 2010

25 cumpleaños de la Casa de las Ciencias



Es parte del perfil de la ciudad, con el capuchón blanco de su cúpula asomando entre las frondosas copas de los árboles del parque de Santa Margarita.
Tengo un recuerdo muy vago de su inauguración, aunque recuerdo que en la ciudad se vivió como todo un acontecimiento y que fue mucha la gente que se entusiasmó con el primer museo interactivo que hubo en España. Ese fue uno de los "logros" del planteamiento de la Casa de las Ciencias, que era un lugar donde aprender jugando. Allí fuimos muchos los que aprendimos lo que es un péndulo, y cómo sirve para marcar la hora, mientras esperábamos ansiosos a que tirase el siguiente palote. Hicimos dibujos de arena, giramos sobre un taburete gracias a la inercia generada por una rueda de bici que hacíamos rodar a gran velocidad, y jugamos con los espejos. Y vimos nacer pollitos en directo, el año que pusieron una enorme incubadora, o temblamos en la exposición de oficidios, al leer el cartel que describía las mortíferas características de la amenazadora mamba verde. También descubrimos la entomología, aunque para nosotros era la divertida colección de bichos macabramente pinchados en alfileres (en cualquier caso un disfrute). Y descubrimos las estrellas, sentados relajadamente con la mirada puesta en la pantalla curva del planetario, mientras el proyector de dos cabezas giraba según el discurso de la proyección de turno: al principio las infantiles, que nos enseñaban algunas constelaciones, luego, según crecíamos, otras más profundas y sesudas trataban de desgranarnos algunos de los secretos (ya no tan secretos) del universo.

La Casa de las Ciencias también nos acercó a muchos el parque de Santa Margarita y se convirtió en parte de nuestra rutina familiar, visita obligada de los domingos. Casa de las Ciencias, a ver los patos y las palomas instaladas en el antiguo molino y luego a tomarnos un helado (yo un Cola-Jet, por favor!).

Para celebrar sus 25 años de servicio, de vida, de ser parte imprescindible de la ciudad, el ayuntamiento ha preparado toda una serie de actos entre los días 29 de mayo y 6 de junio, con el primero de junio (día del aniversario en rigor) como día grande. Un pequeño resumen de la programación la podéis leer en este artículo de La Voz de Galicia, por si os animais y decidís participar en la fiesta.

2 comentarios:

Didac Valmon dijo...

en una de las reformas del blog, perdí tu interesante pista. Me alegro de volver a leerte, y leer sobre Marineda

Paula dijo...

Hola Didacus!!
la verdad es que he estado una año muuuuyyy desconectada de la blogosfera por motivos de trabajo pero me he decidido a retomarlo.

Me alegro de verte por aquí de nuevo.

Un fuerte abrazo!!!