viernes, 21 de mayo de 2010

Just do it

Tres palabras, así en inglés, sin más, bastan para saber de qué estamos hablando. Representan la perfección en marketing y a los mejores en lo que a anuncios (commercials) de fútbol (soccer) se refiere. Su publicidad televisiva entorno al deporte rey ha marcado un antes y un después desde que en 1995 (¿o fue en el 96?) parieran el anuncio más rompedor, novedoso y emocionante que los adolescentes de entonces habíamos visto jamás. Junto a nuestros primeros besos, primeras copas, primeros conciertos y más está el dichoso anuncio...

En esta entrada os traigo lo último: el anuncio para el mundial de Sudáfrica, recién salido del horno y como siempre magnífico, arrancándonos más de una sonrisa socarrona... Muy de agradecer ciertos detalles (entre ellos el primer plano de la inmaculada sonrisa de 'Il Bello' (Thank´U N. estás en todo...)



Para los nostálgicos también cuelgo el otro. Tal vez estoy delirando (el exceso de sol, las horas de trabajo... chi sà!) pero tiene un poso añejo y un raro valor que lo asimilan a esos documentos enjundiosos que encierran un algo grande de nuestro pasado (cuán grande fue Eric mientras fue grande!) En dos palabras: Au revoir

5 comentarios:

Paula dijo...

Nota al pie: la configuración del blog impide ver toda la pantalla pero si hacéis doble clic sobre los vídeos los podréis ver directamente en youtube

Vitrubius Volante dijo...

- Pero... ¡Estos anuncios son muy grandes! ¡Gracias!

Paula dijo...

Ja, ja, ja, ja sí yo pensé lo mismo. Por eso no pude evitar dedicarles un modesto post!!!

El del mundial empezaremos a verlo a todas en breve pero, bueno, así es una pequeña primicia antes de que nos aburramos de él

Javier dijo...

El primero es del año 96; lo solían emitir en el descanso del partido de los sábados; vaya reparto: Jorge Campos (portero de Méjico), Kluivert, Brolin (El "Maradona" sueco), Maldini, Ronaldo, Figo, Rui Costa e Ian Wright.. además del ya mencionado Eric...Obra Maestra

Paula dijo...

Je, je, je, sabía que me darías la fecha exacta, que en el internés había mucha confusión (aunque a mí me sonaba más el 96).

Creo que lo que más me impactó (después de ver al grandísimo Paolo en su plenitud, *suspiro*) fue ver correr a Ronaldo, con 20 kg menos, y haciendo un sombrerazo de tacón: lo que nos volvemos!!